Relevo en la Fiscalía de Sevilla

El nuevo fiscal jefe destaca la actuación del Ministerio Público en la lucha contra la corrupción

  • La fiscal general del Estado, María José Segarra, aboga por una Fiscalía "próxima a los ciudadanos", por lo que muestra su compromiso "con la información", para que la institución explique los motivos de sus decisiones y se "abran las puertas de la Justicia a los ciudadanos"

La fiscal general del Estado, María José Segarra, felicita a Luis Fernández Arévalo como nuevo fiscal jefe provincial de Sevilla. La fiscal general del Estado, María José Segarra, felicita a Luis Fernández Arévalo como nuevo fiscal jefe provincial de Sevilla.

La fiscal general del Estado, María José Segarra, felicita a Luis Fernández Arévalo como nuevo fiscal jefe provincial de Sevilla. / Antonio Pizarro

Comentarios 4

El nuevo fiscal jefe de Sevilla, Luis Fernández Arévalo, ha destacado este martes la actuación del Ministerio Público en la lucha contra la corrupción, durante el acto de toma de posesión del cargo, que ha estado presidido por la fiscal general del Estado y anterior fiscal jefe en Sevilla, María José Segarra.

En su intervención, Fernández Arévalo ha señalado que los asuntos de especial trascendencia, con significación especial de los "relacionados con el ámbito de la corrupción, serán objeto de puntual dación de cuentas a la Fiscalía Superior de Andalucía y a la Fiscalía General del Estado, sin perjuicio de su puesta en conocimiento y estudio por junta de fiscales en los términos del artículo 24 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, o en su caso en la correspondiente junta sectorial".

El proyecto que Luis Fernández Arévalo presentó para dirigir la Fiscalía de Sevilla presta una especial atención a los delitos vinculados al fenómeno de la corrupción y así apuesta por dar un “impulso decisivo a la investigación y persecución de hechos denunciados y que puedan denunciarse en lo sucesivo, en estrecha coordinación con Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, la Agencia Tributaria, y las demás instituciones que puedan coadyuvar a su esclarecimiento y depuración de responsabilidades”. El nuevo fiscal jefe aboga asimismo por estimular la agilización de la fase de investigación de estos delitos con la eventual aplicación de soluciones tales como la creación de “piezas separadas, en pro de un rápido enjuiciamiento de los hechos, evitando el empantanamiento de instrucciones sumariales eternizadas en el tiempo”.

También apuesta, según el proyecto, por la “asistencia y respaldo a la actuación imparcial de los fiscales Anticorrupción con respeto terminante de la actuación independiente del órgano jurisdiccional competente, sin perjuicio de los recursos procesales que en caso de eventuales discrepancias hubiere lugar a interponer por el fiscal”.

En el discurso de la toma de posesión, Fernández Arévalo ha insistido en que su ejercicio como fiscal jefe estará presidido por el "más escrupuloso respeto a la actuación imparcial de los fiscales que lo integran", y se ha comprometido a velar para que la actuación del Ministerio Fiscal se ajuste "inflexiblemente al principio de legalidad, con esmerada observancia de los mandados derivados de la jurisprudencia constitucional y del Tribunal Supremo, así como de la doctrina de la Fiscalía General del Estado".

Especial atención a las víctimas "desde el primer momento"

El fiscal jefe de Sevilla ha abogado asimismo por impulsar la protección de las víctimas "desde el primer momento, posibilitando la tutela de sus derechos, muy particularmente en el caso de aquellas que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad y que requieren especial protección", como las "víctimas menores o discapacitadas, las víctimas de la violencia de género, y de la trata de seres humanos".

El fiscal ha recordado que en la Fiscalía de Sevilla ha pasado más de 27 años de los 36 que lleva en la carrera fiscal. "Vengo a Sevilla con la máxima ilusión, comprometiéndome en aplicar toda mi dedicación y la firme voluntad de mantener el prestigio ganado a pulso por la Fiscalía provincial de Sevilla", ha dicho Luis Fernández Arévalo, que ha destacado que la Fiscalía de Sevilla cuenta con una plantilla "excepcional de fiscales excelentes, profesionales de máximo prestigio reconocido a nivel nacional en sus diversas áreas especializadas". También tuvo un recuerdo para la Fiscalía y la provincia de Huelva, de las que ha dicho que guarda un "recuerdo imborrable".

Como experto en derecho y vigilancia penitenciaria, el fiscal jefe ha recordado las palabras de Concepción Arenal "odia el delito y compadece al delincuente" para afirmar que el periodo de cumplimiento de las penas privativas de libertad "no debe centrarse en el simple castigo; debe orientarse a compensar déficits personales y a superar factores condicionantes de la actividad delictiva, de manera que el recluso cuando cumpla su condena tenga capacidad y voluntad de mantener una vida en libertad respetuosa de la ley penal".

Por su parte, la fiscal general del Estado, María José Segarra, ha hecho hincapié en su discurso las cualidades del nuevo fiscal jefe, del que ha subrayado su calidad para la "resolución de problemas" y el "prestigio" también fuera de la Fiscalía hispalense, así como de la plantilla de los 70 fiscales que hay en Sevilla, un equipo "sólido y cohesionado", ha dicho Segarra, que ha abogado por dotar de una "mayor transparencia" a los procesos de toma de decisiones, una concepción que, según ha dicho, comparte el nuevo fiscal jefe.

Segarra elogia al fiscal Javier Rufino

Segarra ha asegurado que este nombramiento tiene "todas las garantías de éxito" porque sabe que Fernández Arévalo "escuchará y se dejará aconsejar" por los fiscales de Sevilla. La fiscal general también tuvo unas palabras de elogio para el fiscal coordinador de Medio Ambiente, Javier Rufino, que también había aspirado a la plaza de fiscal jefe, y del que dijo que es un gran fiscal con el que Fernández Arévalo podrá contar e incluso asumir algunas de las propuestas de su proyecto para la Fiscalía hispalense.

A nivel de la Fiscalía General del Estado, Segarra ha señalado que es imprescindible un nuevo reglamento del Ministerio Fiscal, que ya se está elaborando, así como un plan estratégico de formación y un plan de igualdad en la carrera fiscal, para afrontar la "desproporción" de la mujer en los cargos representativos del Ministerio Público.

Por último, Segarra ha defendido que el Ministerio Fiscal debe ser una institución "próxima a los ciudadanos", por lo que ha mostrado su compromiso "con la información", para que la Fiscalía explique los "motivos" de sus decisiones y de esta forma se puedan "abrir las puertas de la Justicia a los ciudadanos", por lo que pide que se haga un esfuerzo "en comunicar" las decisiones del Ministerio Público.

El acto de toma de posesión de Luis Fernández Arévalo se ha celebrado en el salón de plenos de la Audiencia de Sevilla, que estaba abarrotado de miembros de la carrera judicial y fiscal en Sevilla, y de otras tantas autoridades, entre ellas la fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago, la magistrada y representante del Poder Judicial para Andalucía Occidental Begoña Rodríguez, la consejera de Justicia e Interior de la Junta, Rosa Aguilar, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y mandos policiales como el jefe superior de Policía de Sevilla o el general jefe de la IV zona de la Guardia Civil, José Antonio Pérez y Manuel Contreras, respectivamente, así como la vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Pilar Sepúlveda -esposa de Luis Fernández Arévalo-, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, o el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, así como los decanos de los colegios de abogados y procuradores, entre otras autoridades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios