Tribunal Constitucional

Andrés Ollero reflexiona sobre la moral y el Derecho en la presentación de su último libro

De izquierda a derecha: Antonio Moreno Andrade, Óscar Cisneros, Andrés Ollero y Javier Lasarte De izquierda a derecha: Antonio Moreno Andrade, Óscar Cisneros, Andrés Ollero y Javier Lasarte

De izquierda a derecha: Antonio Moreno Andrade, Óscar Cisneros, Andrés Ollero y Javier Lasarte

El magistrado del Tribunal Constitucional Andrés Ollero Tassara presentó este martes en Sevilla su último libro, Filosofía del Derecho y Constitución, en un acto en el que reflexionó sobre conceptos como la moral, la conciencia y el Derecho y analizó algunas sentencias de su tribunal que le impresionaron.

La presentación tuvo lugar en el Colegio de Abogados bajo la presidencia de su nuevo decano, Óscar Cisneros, aunque muchos oradores tuvieron un recuerdo hacia quien fue decano durante los últimos 24 años, José Joaquín Gallardo, y los servicios que prestó a la Justicia sevillana.

Aprovechando su presencia en el Colegio de Abogados sevillano, Ollero recordó la sentencia del Constitucional que reconoció el patronazgo de la Inmaculada Concepción a esta institución, en respuesta a un afiliado que alegó que se vulneraba la obligada aconfesionalidad, y la comparó con otra polémica judicial en Italia sobre el crucifijo en las escuelas.

Se detuvo en otras resoluciones como la que anuló algunos artículos del Estatuto de Autonomía de Cataluña, la que resolvió sobre la despenalización del aborto y la que reconoció el derecho de un farmacéutico sevillano a objetar contra la píldora del día después.

“Se piensa que la objeción de conciencia es una especie de triunfo de la moral sobre el Derecho y no tiene nada que ver, la objeción de conciencia es un derecho en ella misma y por lo tanto es un triunfo del  Derecho, de las democracias abiertas donde se respeta también lo que piensa la minoría”, dijo Ollero en su intervención.

Recordó otras resoluciones que dieron lugar a un debate curioso como el de una madre que se había sometido a una interrupción voluntaria del embarazo por anomalías cromosómicas de su futuro bebé y a la que se negaron a entregarle el feto porque no tenía 500 gramos ni un determinado periodo de gestación. La mujer recurrió al Constitucional “y la sentencia acabó admitiendo la posibilidad menos conflictiva de las tres que planteó, que era una alusión a la jurisprudencia de Estrasburgo sobre la intimidad familiar y personal”, recordó Andrés Ollero.

Ollero, nacido en Sevilla y catedrático de Filosofía del Derecho, afirmó también que el Derecho “no es un conjunto de textos legales, es el sentido de los textos legales y constitucionales”.

En la presentación intervino Santiago Martínez-Vares, también magistrado del Constitucional, quien afirmó que se sienta junto a Ollero en los plenos del tribunal y tiene su despacho en la misma planta, lo que le permite “disfrutar a diario de un compañero que imparte Justicia de manera admirable”.

También intervinieron Javier Lasarte, catedrático de Derecho Financiero  en la Universidad Pablo de Olavide;  Fernando Llano, vicedecano de Investigación de la facultad de Derecho de Sevilla; y Antonio Moreno Andrade, presidente de la Academia Sevillana de Legislación y Jurisprudencia.

El libro está prologado por Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, uno de los siete “padres de la Constitución” de 1978.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios