Apropiación indebida

El ex mayordomo del Valle niega haber cometido ningún delito

  • La investigación judicial "es insuficiente" para imputarle delitos 

  • Algunos datos "no se ajustan mínimamente a la realidad"

Nazarenos de la hermandad del Valle Nazarenos de la hermandad del Valle

Nazarenos de la hermandad del Valle / Juan Carlos Muñoz

La defensa de Antonio Manuel C.L., ex mayordomo de la hermandad del Valle que se enfrenta a tres años y medio de cárcel por apropiarse presuntamente de 219.660 euros, afirma en su escrito de defensa que no ha cometido ningún delito y que no hay ninguna prueba de los delitos de apropiación indebida y falsedad documental de los que está acusado.

La defensa del ex mayordomo ha presentado su escrito de calificación, previo al juicio en el que la Fiscalía pedirá para él tres años y medio de cárcel. La propia hermandad se ha adherido a la calificación de la Fiscalía y otro grupo de hermanos que ejercen la acusación particular sitúa sus peticiones en cuatro años y tres meses de cárcel.

El su escrito, al que tuvo acceso este periódico, la defensa se opone a las conclusiones del fiscal y de las acusaciones particulares. “Son totalmente inciertos los hechos que se describen y hay datos que no se ajustan, lo más mínimo, a la realidad acontecida”, mantiene.

“Añade que “no solo no consta que Antonio Manuel C.L. haya cometido acto delictivo alguno, sino que ni tan siquiera la actividad investigadora desplegada por el juzgado puede ser calificada como suficiente para imputarle la comisión de un delito de apropiación indebida y un delito de falsedad documental”. Por tanto, solicita su libre absolución.

Propone también que declare en el juicio el economista y auditor de cuentas que hizo un contra-informe sobre los tres peritajes aportados a la causa -a petición de la hermandad y del juzgado- para analizar las cuentas de la hermandad entre 2011 y 2016. En base a esos peritajes, la juez instructora cuantificó la cantidad presuntamente desviada en 219.660 euros.

El acusado fue mayordomo durante  ocho años (2007-2015) y algunas acusaciones extienden las irregularidades a su etapa como clavero o auxiliar del mayordomo (1999-2007).

En su declaración durante la fase de instrucción, el perito de la defensa mantuvo que esos peritajes están incompletos porque solo tienen en cuenta los gastos, contienen incorrecciones e imputan al ex mayordomo todos los pagos que no estaban debidamente documentados. La  hermandad reclama cantidades por duplicado, según este perito. 

La defensa se adhiere a las declaraciones de testigos solicitadas por el fiscal y la acusación y en concreto propone la testifical de Eduardo Muriedas, hermano del Valle y abogado, en cuyo despacho el procesado reconoció, en febrero de 2016, las apropiaciones y se comprometió a un plan de pagos.

También solicita la comparecencia de la asesora fiscal a quien el imputado llegó a facilitar en aquella fecha las claves de acceso a su cuenta bancaria para facilitar la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios