Arte y Justicia

Impartir Justicia entre murillos, madrazos y zurbaranes

  • Valiosos cuadros adornan las paredes de la Audiencia Provincial

  • El Colegio de Abogados intentó, sin éxito, que le devolvieran una Inmaculada atribuida a Murillo

La Inmaculada que se disputaron el Colegio de Abogados y la Audiencia La Inmaculada que se disputaron el Colegio de Abogados y la Audiencia

La Inmaculada que se disputaron el Colegio de Abogados y la Audiencia

Valiosos cuadros y copias cuelgan de los despachos y salas de magistrados de la Audiencia de Sevilla. Entre ellos, una Inmaculada Concepción atribuida a Murillo que fue donada por el Colegio de Abogados a la Audiencia en 1924, en recuerdo de otra que había quedado destruida en el pavoroso incendio registrado en 1918 en el Palacio de Justicia.

Destaca una imponente copia de San Agustín entre Cristo y la Virgen, de Murillo, cuyo original  se conserva en el Museo del Prado y que ahora adorna el despacho del presidente de la Sección Tercera de lo Penal.

Otra reproducción de un Murillo, aunque en este caso se trata de una copia “no literal”, es una Inmaculada Concepción que se encuentra en el despacho de la presidenta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA en Sevilla. El original de esta Inmaculada se encuentra  también en el Museo del Prado.

Este despacho guarda además una representación de san Juan Nepomuceno, mártir arrojado al rio Moldava en Praga por defender el secreto de confesión. Está  considerado abogado del honor y protector contra las calumnias. A su lado, un San José y el Niño de un autor murillesco y un retrato del rey Carlos III de España.

El despacho de Damián Álvarez, presidente de la Audiencia Provincial, tiene una Sagrada Familia con santa Ana. El propio Álvarez explica a este periódico que ha dado al cuadro un lugar destacado porque también es presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, especializada en temas de Familia. 

El despacho de la secretaria del presidente de la Audiencia recibe al visitante con un retrato de Isabel II, en  marco ovalado, que es copia de un original de Federico Madrazo que se conserva en la Embajada de España ante la Santa Sede.

La sala de magistrados de la Sección Tercera cuenta con otras tres obras destacadas: dos crucificados inspirados en Zurbarán y una Sagrada Familia con Las Dos Trinidades que es una versión de la pintada por Juan de Roelas, aunque no se trata de una copia literal.   

El descansillo de la segunda planta de la Audiencia, donde se encuentra el Salón de Plenos, muestra varios cuadros, por desgracia muy deteriorados, pero entre ellos destaca un retrato de Fernando VII con la capa de armiño propia de la realeza.

Una Inmaculada disputada entre “quienes piden Justicia y quienes son llamados a realizarla”

El cuadro más valioso del Palacio de Justicia es una Inmaculada Concepción atribuida a Murillo que adorna la sala de magistrados de la Sección Sexta de la Audiencia, como heredera de la antigua Sala Civil que fue la destinataria original de la donación.

En el año 2000 este óleo fue objeto de un curioso litigio entre el Colegio de Abogados y la Audiencia. El entonces decano de los abogados, José Joaquín Gallardo, lo reclamó alegando que había sido un depósito.

Pero una placa colocada junto al cuadro dice que fue donado a la Audiencia en 1924, en recuerdo de otra imagen de la Virgen que resultó destruida en el incendio sufrido por el Palacio de Justicia en 1918 y que “desde antiguo se guardaba con veneración general en la Sala de lo Civil“.

“El Ilustre Colegio de Abogados -afirma la placa-  ofreció este cuadro con el ruego de que se colocase en la Sala de lo Civil en recuerdo del destruido“ y “en testimonio de afecto y respeto mutuos mantenidos entre quienes piden que la Justicia se realice y quienes son llamados a realizarla”.

El entonces presidente de la Audiencia, Miguel Carmona,  no devolvió el cuadro porque “al tratarse de una donación condicional, no puede ser revocada mientras se haya cumplido el objeto de la donación y su destino”, lo que se había respetado puesto que el óleo seguía en una sección civil de la Audiencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios