Caso Marta del Castillo

  • La web de Diario de Sevilla muestra los vídeos con las declaraciones que Javier García Marín y su madre Rosalía García prestaron en el año 2011 en el juicio por el asesinato de Marta y por las que se tendrán que sentarse en el banquillo de los acusados por un delito de falso testimonio 

  • La vista oral tendrá lugar entre mayo y junio de 2022.

Las "mentiras" del Cuco y su madre que les llevan al banquillo

Declaraciones del Cuco en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo (2011)

Escrito por

· Jorge Muñoz

Jefe de sección Sevilla / Tribunales

Francisco Javier García Marín, el Cuco, y su madre, Rosalía García Marín, serán enjuiciados por falso testimonio en mayo de 2022, acusados de un delito de falso testimonio por haber mentido supuestamente en el juicio celebrado en el año 2011 por el asesinato de Marta del Castillo, hechos por los que se enfrentan a una petición de hasta dos años de cárcel.

En aquellas declaraciones en la vista oral, que pueden ver en los vídeos que acompañan a esta información, el Cuco, que tenía sólo 15 años cuando fue detenido, corroboró la versión de los hechos por la que fue condenado a tres años de internamiento como encubridor del asesinato de Marta.

El Cuco aseguró en su declaración como testigo ante el tribunal que en la tarde-noche del 24 de enero de 2009 y en la madrugada del día siguiente no estuvo en el piso de León XIII donde se produjo el crimen. En su declaración en el juicio, que tuvo lugar el 25 de octubre de 2011, Francisco Javier García Marín sostuvo que aquella tarde estuvo de botellona con sus amigos pero no había quedado en verse con Marta ni Miguel. El Cuco reconoció que llamó a Samuel Benítez desde una cabina, sobre las 21:30 horas, y éste le dijo que estaba en Pino Montano.

Según Javier García Marín, se marchó sobre las 23:30 horas "a dormir la mona" a su casa, a la que llegó sobre las doce o doce y media de la noche, tras haberse encontrado con su padre, que iba a tirar la basura en ese momento y le dijo que se fuera para la vivienda. En esa declaración, el joven reiteró que implicó al hermano de Miguel Carcaño en los hechos por las "presiones" de la Policía, que "dirigió" su declaración, y porque Miguel lo había incriminado a él con anterioridad.

En esa declaración, el Cuco volvió a señalar a Carcaño como el único que conoce dónde está el cuerpo de Marta, a pesar de que el juez de Menores que lo condenó a él por un delito de encubrimiento mostró su "plena convicción" de que él también sabe el paradero de Marta.

El momento culminante de la declaración en el juicio se produjo cuando el abogado José María Calero, que ejercía entonces la acusación particular en representación de los padres de Marta le hizo la siguiente pregunta:

-Como conoce usted a Samuel y a personas que tienen relación con lo que le ha pasado a Marta y ya ha pasado su juicio, ¿quiere usted hacer el favor de decirnos al tribunal y para que puedan descansar los padres tranquilamente algún dato para poder encontrar a Marta?

-Si yo lo supiera ya se lo hubiera dicho hace tiempo, y si lo quieren saber pregúntenselo a él [en alusión a Miguel].

En ese momento del interrogatorio, el presidente de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, el magistrado Javier González, recriminó al Cuco, por el tono que había empleado, diciéndole que "eso último sobra".

-¿Quién dice usted que lo puede saber? -insistió el letrado.

-Miguel. -respondió el Cuco.

La Fiscalía recuerda en su escrito de conclusiones provisionales que la sentencia del juzgado de Menores que lo condenó por un delito de encubrimiento señalaba que ayudó a su amigo Miguel Carcaño a deshacerse del cuerpo de Marta y evitar su descubrimiento, una sentencia que fue confirmada por la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla el 20 de octubre de 2011, tan sólo unos "días previos a su declaración como testigo, ya mayor de edad, en el juicio oral que se sustanciaba en la Sección Séptima" de la Audiencia de Sevilla.

En su declaración ante el tribunal, también se procedió al visionado del vídeo con la reconstrucción de los hechos realizada en el piso de León XIII, en la que el Cuco reconocía cómo había ayudado a sacar el cuerpo de Marta del domicilio, declaración de la que posteriormente se retractó.

En esta reconstrucción, el Cuco le contó al juez de Instrucción 4 cómo Samuel Benítez entró delante de él y al llegar al salón comedor vio el cuerpo tendido en el suelo, y también sitúa a Miguel Carcaño y a su hermano Javier Delgado en la escena. Según el entonces menor, Samuel cogió el cuerpo por un lado y él por el otro, y así salieron de la casa. El juez le pregunta igualmente cómo abrió Samuel la puerta del coche donde metieron a Marta y muestra unos golpes que supuestamente Miguel había dado a la puerta de su habitación y que habían sido tapados con unos posters.

El testimonio de Rosalía García, la madre del Cuco

Por su parte, la madre del Cuco declaró en el juicio el 16 de noviembre de 2011 y corroboró en todo momento la versión que había ofrecido su hijo ante el tribunal días antes. Rosalía García Marín, que iba en silla de ruedas por un problema en una pierna, declaró que aquella noche acudió con su marido sobre las 23:30 o 24:00 horas al bar La Portada y que regresaron a su casa sobre las 01:30 o 02:00 horas, momento en que la madre asegura que el Cuco se hallaba en casa, durmiendo, por lo que entró en la habitación, le dio un beso y se fue a su dormitorio.

En las conversaciones grabadas por el supuesto "infiltrado" en el entorno de la familia del Cuco, se escucha cómo en realidad los padres del Cuco aseguran que aquella noche estuvieron en la sala rociera La Portada hasta las 04:30 o 5:00 horas de la madrugada del 25 de enero, lo que desmonta la coartada que en su momento habían dado a su hijo.

Un camarero del bar La Portada ha declarado que la pareja se marchó en torno a esa hora y no a la que mantuvieron los padres en su declaración en el juicio. De hecho, la Fiscalía sostiene en su escrito de acusación que la madre dijo que había vuelto en torno a la 01:30 o 02:00 horas, "cuando la realidad es que estuvo" en La Portada hasta las 04:30 y "no encontró a su hijo en casa cuando llegó".

Las grabaciones del infiltrado ponen de manifiesto que días antes de la declaración en el juicio, la madre del Cuco reconoció que iba a mentir en su comparecencia ante el tribunal porque, según sostiene la acusación particular de la familia, la noche del 24 de enero había estado estudiando en su domicilio porque a la mañana siguiente "se iba a presentar a unas oposiciones, aunque después no se presentó", y se marchó sobre las 22:00 o 22:30 horas al bar que regentaba su marido, y después ambos se fueron a la sala rociera La Portada, donde permanecieron hasta las 04:30 o 05:00 horas de la madrugada, como acredita el camarero del bar, por lo que no pudo ver a su hijo durmiendo a las 01:30 horas. Para la acusación particular que ejerce la letrada Inmaculada Torres, esta declaración y la del Cuco "influyeron en la sentencia en relación con la hora en la que sucedieron los hechos y motivó la absolución del resto de acusados".

Para la letrada, el plan llevado a cabo por los acusados y que dio lugar a la declaración "mendaz" de los mismos en el juicio "con la finalidad de engañar al tribunal", impidió que los magistrados "conocieran la verdad de los hechos acontecidos la noche del 24 de enero de 2009" y, además, "supuso una burla del dolor derivado de la muerte de Marta del Castillo y las circunstancias que rodearon su posterior desaparición y han impedido que, a día de hoy, haya sido encontrada, menoscabando con ello la integridad moral de sus padres de forma grave, agravando el daño moral causado" a los padres de Marta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios