La Algaba

Nueva condena por prevaricación al ex alcalde José Luis Vega (IU)

  • El ex regidor mostró su conformidad con una condena de 21 meses y un día de inhabilitación por haber otorgado un contrato para organizar un festival de teatro "sin convocar concurso y prescindiendo total y absolutamente del procedimiento establecido"

El ex alcalde de La Algaba José Luis Vega. El ex alcalde de La Algaba José Luis Vega.

El ex alcalde de La Algaba José Luis Vega.

Nueva condena para el ex alcalde de La Algaba José Luis Vega (IU). El juzgado de lo Penal número 11 de Sevilla ha condenado al ex regidor algabeño y al que fuera teniente de alcalde y delegado de Urbanismo Pedro Agüera a 21 meses y un día de inhabilitación por haber otorgado sendos contratos para organizar un festival de teatro en la localidad "sin convocar concurso y prescindiendo total y absolutamente del procedimiento establecido".

La sentencia, que impone además a los dos acusados el pago de las costas de la acusación particular (2.000 euros), se ha dictado con la conformidad de ambos procesados, quienes reconocieron los hechos y aceptaron las penas solicitadas por la Fiscalía y la acusación particular que ejerce el Ayuntamiento de La Algaba.

El fallo declara como hechos probados que en el año 2005 el Ayuntamiento organizó el I festival internacional de teatro y música de La Algaba para cuya ejecución se tramitó el correspondiente expediente administrativo por un procedimiento abierto y tramitación urgente.

Para el año 2006, el Ayuntamiento organizó el segundo festival, pero a diferencia que en la primera edición y "para obviar los trámites seguidos" encaminados a seleccionar a la empresa que debía prestar el servicio técnico correspondiente, los acusados contactaron con el administrador de una junta de compensación para que "adelantara el pago del coste de dicho evento, por valor de 200.000 euros, con el compromiso de descontar dicho pago del futuro convenio urbanístico que la junta de compensación iba a celebrar con el Ayuntamiento". Así, sin convocar concurso y prescindiendo total y absolutamente del procedimiento establecido, y "obviando todas las formalidades administrativas preceptivas", lograron que se transfiriera el importe de los 200.000 euros.

Al año siguiente, 2007, para celebrar la tercera edición del festival, utilizaron el mismo procedimiento con una mercantil que mantenía contactos con el Ayuntamiento por la compra de unos terrenos adquiridos en oferta pública para la construcción de viviendas en la calle Diego Martínez Barrios, adelantando la empresa 200.000 euros para la organización del evento. El contrato se adjudicó "de forma directa y sin cumplir ninguna exigencia administrativa en materia de contratación pública", aunque no consta que el delegado de Urbanismo tuviera participación en estos hechos, precisa la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios