La caja negra

El horror de Castilla 35 se queda como está

  • El nuevo edificio levantado en el corazón de Triana se puede construir en Costa Ballena, en las afueras de un pueblo del Aljarafe con alcalde trincón de IBI o a la salida de Albacete

El nuevo edificio de la calle Castilla 35 El nuevo edificio de la calle Castilla 35

El nuevo edificio de la calle Castilla 35 / José Ángel García (Sevilla)

La Comisión Local de Patrimonio es light. Por lo que se ve solo da pellizcos. Hasta sus miembros llegó el proyecto urbanístico de la calle Castilla, número 35, el enésimo adefesio que sufre la ciudad, pero prácticamente no le han puesto pegas. Se trata de un edificio de nueva construcción de tres plantas y ático en pleno conjunto histórico declarado. Tiene 43 viviendas, 48 trasteros y aparcamiento subterráneo de 46 vehículos.

El espanto que ha provocado las críticas se queda como está. Quizás la única contribución de la Comisión Local de Patrimonio es que no se autoriza el revestimiento de porcelana previsto en los planos para embellecer (conecten las risas en off) parte de la fachada. Nada más. Encima hay que darles las gracias a este grupo de expertos y mandarle una bandeja de torrijas. Dice el dictamen que no sólo no se puede colocar el revestimiento sino que "se deben recuperar las texturas con mortero del proyecto original aprobado". Qué muestra de tacto, delicadeza y primor. 

Castilla 35 Castilla 35

Castilla 35 / José Ángel García (Sevilla)

Ni mú de la arquitectura marcada por los balcones a base de cajones de chapa, muy al estilo de los valores histórico-artísticos del arrabal de Triana. Por las que hilan. Nada, ni media palabra, de un diseño que atenta directamente contra el estilo que ha hecho célebre el barrio. Nada. Silencio. 

El bloque de Castilla 35 se puede levantar en Costa Ballena, en las afueras de un pueblo del Aljarafe con alcalde trincón de IBI o a la salida Albacete. Da exactamente igual. ¿La legión de antropólogos a sueldo de la Junta de Andalucía no tienen nada que decir? Todos tranquilos, que no van a colocar el revestimiento cerámico. Y los tíos habrán hecho un análisis minucioso del proyecto y se habrán quedado tan anchos. Siempre nos quedará Casa Manolo. O montar un Observatorio sobre los Valores Perdidos en la Arquitectura Sevillana, siempre que Elías Bendodo (¡Todos firmes!) nos conceda el permiso oportuno desde San Telmo, por supuesto. Le dejaremos colocar a un malagueño al frente, no faltaría más. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios