Carlos de Jacoba | Crítica La guitarra serena

  • El motrileño Carlos de Jacoba presenta su primer disco en solitario con las voces de El Cigala y Estrella Morente

Carlos de Jacoba en una imagen promocional. Carlos de Jacoba en una imagen promocional.

Carlos de Jacoba en una imagen promocional.

La taranta ofrece una forma sencilla, nada enfática, de este toque. Melodías y soluciones armónicas directas, cantables y sentimentales, que dialogan con la tradición firmemente asentadas en la realidad jonda actual. Austeridad e intimismo son sus valores. Es el mejor toque del disco, el único tema de puro concertismo de una obra que incluye una serie de colaboraciones de lujo.

La soleá es un toque concebido a la forma clásica pero en la que se introducen unas falsetas de nuevo cuño, sentimentales, morosas y potentes, con un trémolo superlativo de sugerentes modulaciones y contratiempos rotundos.

Al final de la pieza hacen acto de presencia las palmas y el violín de Bernardo Parrilla como contrapunto melódico de la guitarra. Carmela es una "canción flamenca" de corte épico con arreglos de Diego Amador en donde la gran Carmela de Las Grecas pone voz a un texto de Jonny Galvao.

En los tangos encontramos la voz suprema, trasparente, de Estrella Morente. Se trata de un cante canastero con una deliciosa melodía y de estribillo pegadizo. Juan Antonio Salazar firma la letra. Los tanguillos nos retrotraen al mejor nuevo flamenco de los noventa en la mandola, el bajo eléctrico y con la voz de Sorderita, asimismo autor de la letra.

Portada del disco de Carlos de Jacoba. Portada del disco de Carlos de Jacoba.

Portada del disco de Carlos de Jacoba.

La rumba incluye un tema de gran riqueza melódica y unas variaciones tan sencillas como brillantes. Incluye la voz de Carlos de Jacoba y el bajo de Diego Amador. Dos son los temas por bulerías que incluye este disco.

El primero, de ritmo frenético, es el que le da título a la obra y es un homenaje a Paco de Lucía. Incluye la voz de Diego Amador para un texto del propio guitarrista. Más serena, más sentimental, resulta Terciopelo con la voz de Diego el Cigala y con el bajo de Carles Benavent.

Una producción exquisita de un músico brillante, lumbrera de su generación que ha colaborado con artistas de la talla de El Cigala, Estrella Morente, Canales o Farruquito. Aunque este es el primer disco como solista de Carlos de Jacoba (Motril, Granada, 1983), ha producido los discos Jubileo (2014) de David de Jacoba y Universo Pastora (2018) de Israel Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios