Deportes Todo sobre la Carrera de la Mujer en Sevilla: recorrido, cómo llegar o dónde recoger el dorsal

Icónica Sevilla Fest

Deep Purple: “¿Qué sentido tiene interpretar en directo las canciones de otro?”

  • Deep Purple ofrece el sábado en la Plaza de España uno de los conciertos más esperados de Icónica Sevilla Fest

  • Entrevistamos a Ian Gillan, su líder y cantante

Deep Purple (Ian Gillan de pie a la derecha)

Deep Purple (Ian Gillan de pie a la derecha) / Ben Wolf

Uno de los conciertos más esperados de Icónica Sevilla Fest sin duda es el de Deep Purple, que se celebrará en la Plaza de España el sábado, día 24. Esta banda forma parte del imaginario colectivo de todos los aficionados al rock, desde que comenzaron a lanzar discos a finales de los años 60, en una carrera prácticamente sin parones significativos, que de unos años a esta parte ha tomado de nuevo gran velocidad de crucero, con una serie de discos producidos por Bob Ezrin, que ha sabido llegar a la esencia de los músicos, que actualmente son Ian Gillan, cantando, Ian Paice a la batería, Roger Glover al bajo, los tres formando parte del núcleo original del grupo; Don Airey, teclista que está con ellos desde hace ya veinte años y Simon McBride, el guitarrista que se les ha unido recientemente sustituyendo a Steve Morse, que lo dejó todo para dedicar su tiempo al cuidado de su esposa, a la que le sobrevino una grave enfermedad.

Dejando aparte el disco más recientemente editado, Turning to crime, compuesto totalmente de versiones de las canciones favoritas de todos los miembros de Deep Purple, en el que cada uno de ellos grabó su parte correspondiente desde su propia casa, como alivio del tedio del confinamiento, el último disco con material propio es Whoosh!, que les sirvió de base para iniciar una extensísima gira europea, que es la que les traerá a nuestra ciudad. Después de su concierto del 30 de julio, la banda se tomó un respiro para poder disfrutar de casi dos meses de vacaciones, que Ian Gillan, enamorado de las playas del Algarve, aprovechó para pasarlas en familia en la casa que compró hace varios años en Faro, desde donde nos ha atendido en esta entrevista.

-Después de estas vacaciones estoy seguro de que Deep Purple retomará con muchas fuerzas de nuevo la gira, que comenzará en el Teatro Romano de Mérida para venir a nuestra ciudad al día siguiente.

-Hemos tenido un pequeño parón de seis semanas después de pasarnos todo lo que iba de verano trabajando en festivales y ahora empezamos de nuevo con los conciertos hasta Navidad. Sí, Sevilla es la segunda ciudad en la que tocamos y tenemos muchas ganas; después del descanso estamos llenos de energía y listos para empezar de nuevo.

-Los tres últimos discos de la banda, los producidos por Bob Ezrin, tienen canciones muy buenas, pero casi la mitad de las que están interpretando en los conciertos de esta gira son del Machine Head. ¿Están haciendo más lo que quieren ustedes o lo que quiere el público?

-Bueno, durante años siempre nos hemos encontrado con situaciones en las que tenemos que presentar nuevas canciones; en realidad, todas las canciones fueron nuevas en su momento. Después algunas se quedan y otras no; puede que duren seis meses en el repertorio y luego las sacamos, metiendo canciones del siguiente disco. Desde que estamos trabajando con Bob Ezrin las cosas han cambiado y algunas de las nuevas canciones han funcionado muy bien, por lo que ahora hay un equilibrio natural, estamos tocando tres o cuatro canciones de los últimos tres discos y estoy muy contento con ello. Así que usamos el sentido común, no queremos hacer sentir mal a nadie, lo que esperamos es que todo el mundo esté feliz.

"'Desde que comencé a escribirlas en 1969, 'Nothing at All' es mi canción favorita de todas"

-¿Cómo están acogiendo los espectadores las canciones más nuevas? Sobre todo Nothing at All que es tan lírica y con un ritmo y un tempo tan diferente a las habituales de la banda.

-Las nuevas las hemos probado este verano en festivales por toda Europa y la reacción ha sido absolutamente fantástica, han gustado tanto como las viejas canciones; ya sabe, como le he dicho antes, las viejas canciones fueron nuevas alguna vez. Nothing at All es mi canción favorita de todas, mi preferida desde que comencé a escribirlas en 1969; significa todo para mí, es preciosa, la adoro. No es lenta, es un ritmo distinto, es un 3x4 y 6x8. Tenemos otras canciones lentas en los conciertos; bueno, no lentas, sino tranquilas, no sabría como describirlas. Una de ellas es When a Blind Man Cries, y funcionan muy bien, le dan textura y equilibrio al concierto. Esta canción, Nothing at All, es muy importante para mí, porque he volcado mucha emoción en ella; muchas canciones de rock no tienen este tipo de emoción, pero para mí esta es muy importante porque muestra una forma distinta de mirar… mi dios es la madre naturaleza, es lo que intento decir; aunque no es realmente un dios. Estamos gestionando el medio ambiente de una forma de la que prefiero no hablar, no quiero ponerme en plan predicador diciendo que somos malas personas haciendo cosas malas, solo quiero escribirlo a mi manera y decir: bueno, deberíamos pensar en esto. De todas formas, musicalmente la adoro; cuando saqué el riff por primera vez la canción iba sobre el leprechaun, una figura mítica irlandesa, pero luego la cambié. Es una canción muy especial.

-Aparte de Hush, que ya puede considerarse propia, todas las canciones de estos conciertos son, no ya solo de Deep Purple, sino solo canciones en las que usted ha sido el cantante de la banda. ¿Significa esto que no se siente cómodo interpretando en directo las canciones de otros?

-¿Qué sentido tiene, en realidad?, tenemos suficientes canciones nuestras. Yo dejé Deep Purple precisamente porque no me gustaba cómo iban las cosas, así que no le veo el sentido a cantar las canciones de otro, no me interesa.

-Ha dicho algunas veces que Deep Purple es una banda sobre todo instrumental, siendo improvisación el 25% de lo que hacen en sus conciertos. ¿Esto le afecta como cantante?

-Es difícil de explicar; cuando estamos escribiendo, o en una jam en un ensayo, simplemente me siento con una taza de café y sonrío; escucho a los chicos improvisando como seis horas al día, lo grabamos todo y, de repente, decimos: esto podría ser una canción, esto podría funcionar, así que lo guardamos, y al cabo de dos o tres días vamos construyendo esas ideas, desarrollándolas, siempre de forma instrumental. Nunca escribo con ninguna otra banda o artista de la forma en que lo hago con Deep Purple; normalmente primero se busca la melodía y la letra, pero en Deep Purple música y letra las sacamos al final; primero buscamos un buen desarrollo instrumental y esperamos a estar todos contentos; y funciona bien para nosotros. Creo que el público se relaciona con esto, con la interacción, la excitación y la dinámica musical de la banda, de la misma forma que hago yo; simplemente me quedo mirándolos sonriendo. ¿Y cómo es para un cantante? Pues mire, es genial, puedo estar justo en medio de estos músicos fantásticos tocando y, simplemente, entro de vez en cuando. Es magnífico.

Deep Purple Deep Purple

Deep Purple / Ben Wolf

-Si escogemos cualquier momento de nuestra vida podemos decir qué canción de Deep Purple nos gustaba. Es una banda que musicalmente ha marcado a dos o tres generaciones. ¿Podremos seguir diciendo lo mismo en adelante?

-Bueno, si me hace esta pregunta hoy no sé qué contestar, no le digo ya del pasado; para mí cambia cada día. Una vez hice una entrevista en Japón, y la entrevistadora me preguntó cuál era mi disco favorito de Deep Purple y le dije que Fireball; al día siguiente ella estaba haciendo de intérprete para otra revista, me preguntaron por mi disco favorito y dije Deep Purple In Rock, y ella dijo: creo que te equivocas porque ayer dijiste Fireball, y yo le contesté: eso fue ayer. La música no es ciencia, es una cuestión de tu estado de ánimo. Mire, puede que un día esté cantando algo de los Beach Boys por la mañana y por la noche de John Lee Hooker. Es simplemente música.

-Parece que hoy en día mucha gente escucha la música en formatos que no tienen la mejor calidad; no es comparable YouTube a un vinilo o a un CD, es como si no les importara el sonido. ¿Cómo le hace sentir eso?

-Ni siquiera puedo responderle, no puedo ni describirlo, no entiendo por qué la gente querría escuchar esa masa, en un mal equipo con malos auriculares; a ver, así estábamos en 1968, escuchando un transistor y era ffffiiiuuu -imita ruidos de radio vieja-, era horrible. Y ahora es lo mismo, igual con las conversaciones telefónicas; solíamos tener un sonido fantástico en el teléfono y ahora con los móviles suenas como si estuvieses en el fondo de una piscina, es indignante. Ahora todo es peor y peor, y no digo esto solo porque yo sea un viejales, es que técnicamente es horrible.

"Olvídate de las etiquetas y no escuches solo a Black Sabbath o Deep Purple; escucha a Chopin, a Beethoven y a Bob Dylan"

-Seguimos escuchando el tópico de que el rock and roll está muerto. Yo no diría eso en absoluto, pero la verdad es que parece que el público del rock está envejeciendo. ¿Alguna sugerencia para atraer a los jóvenes a la música rock?

-Mire, odio la etiqueta de Música Rock, es solo música; cuando yo empecé era rock, pero venía del rock and roll, de Elvis Presley, Little Richard, Jerry Lee Lewis y Buddy Holly, y luego empezamos a tocar más alto y se convirtió en rock, y luego en heavy metal, y luego en rock clásico, y luego en death metal, o grunge… y para mí es solo música. Si un chico quiere coger una guitarra y tocar con otro que tiene una batería y pasárselo bien, pues hazlo y diviértete. Olvídate de las etiquetas y no escuches solo a Black Sabbath o Deep Purple; escucha a Chopin, a Beethoven y a Bob Dylan, escucha a Ella Fitzgerald, escucha buena música y luego desarrolla tu propio estilo. Después de cinco años practicando constantemente la música puede ser fantástica; incluso si no tienes éxito comercial, puede ser tu amiga durante el resto de tu vida.

-¿Hay alguna banda nueva que le guste? ¿Alguna recomendación que quiera hacernos?

-No tengo radio aquí; tengo algunos discos que pongo de vez en cuando, pero casi siempre leo y escribo. Cuando estoy de gira escucho música todos los días, pero cuando estoy de vacaciones no escucho música alguna.

-En noviembre viene de nuevo a España a tocar con la Filarmónica de Praga. Esta tiene como cuarenta músicos, va a ser enorme. ¿Cómo se prepara un espectáculo así?

-Ya he hecho esto un montón de veces, tienes que asegurarte de estar siempre lo más atento posible porque la disciplina de una orquesta es completamente distinta de la de una banda de rock; es muy difícil ser libre. Y el sonido es excitante; es un sonido completamente distinto, igual que la forma de aproximarte a él. Y me preparo con ellos, ya sabe, asegurándome de estar en buena forma.

-¿Le gustaría añadir algo más?

-Estoy muy emocionado de volver a la carretera con nuestro nuevo guitarra, Simon McBride; es un momento de mucha impaciencia para nosotros, la banda tiene tanta energía… estoy deseando tocar en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios