Novedades

Nissan anticipa cómo será el futuro Qashqai previsto para 2021

  • Nissan ha filtrado algunas imágenes de los coches de desarrollo que se están utilizando para preparar la próxima generación del Qashqai, así como información relativa a ese futuro SUV de tamaño compacto.

Nissan anticipa cómo será el futuro Qashqai previsto para 2021 Nissan anticipa cómo será el futuro Qashqai previsto para 2021

Nissan anticipa cómo será el futuro Qashqai previsto para 2021

Nissan abre el apetito con unas imágenes de los prototipos con los que se está trabajando de cara al lanzamiento del futuro Qashqai, la tercera generación de este SUV compacto que se espera que esté a la venta en 2021.

Desde su aparición, en 2014, este modelo ya ha vendido en Europa más de un millón de unidades -tres si se suma también la anterior- y las expectativas de cara a la nueva generación son muy prometedoras en anto que, entre otras tecnologías, la plataforma CMF-C permite incorporar la e-Power. Esta utiliza un motor de combustión exclusivamente para cargar la batería, con cuya energía se mueve el motor eléctrico que es el que realmente impulsa al vehículo. De ese modo se garantiza una autonomía eléctrica mayor que si sólo se depende de la batería.

Como sus predecesores, el Nissan Qashqai fue diseñado por Nissan Design Europe, con sede en Londres; mientras que la ingeniería corrió a cargo de Nissan Technical Center Europe, ubicado en Cranfield, Bedfordshire (Reino Unido). Nissan no ha desvelado las dimensiones del nuevo modelo y se ha limitado a decir que serán “las correctas”, añadiendo que han sido clave de su éxito en el pasado. Esto hace pensar que no serán muy distintas del actual Qashqai, un SUV de 4,4 m de largo.

No debe ser mucho más grande que el actual Qashqai, pero sí promete ser mucho más ligero. No tendrá motores Diesel. No debe ser mucho más grande que el actual Qashqai, pero sí promete ser mucho más ligero. No tendrá motores Diesel.

No debe ser mucho más grande que el actual Qashqai, pero sí promete ser mucho más ligero. No tendrá motores Diesel.

Reducción de peso y fuera Diesel

Se utilizarán, por primera vez, algunos elementos en la carrocería de materiales compuestos, como el portón trasero. Esto permitirá ahorrar 2,6 kg. También se han incrementado los aceros de ultra alta resistencia, hasta un 50 por ciento, lo que permite contar con estructuras de mayor resistencia sin penalización de peso; mientras que las puertas, capó o aletas son de aluminio, con lo que se ahorran 21 kg.

En total, la carrocería es 60 kilos más ligera y un 41 por ciento que la del Nissan Qashqai a la venta, con lo que se debe ganar refinamiento, confort y dinamismo, además de mejor comportamiento en caso de choque.

La plataforma CMF-C permite utilizar suspensiones McPherson en el eje delantero, mientras que el eje trasero se recurre a una suspensión con ruedas tiradas y eje de torsión. Con esta configuración, las llantas son de 19”, mientras que las de 20”, que se utilizarán también con la tracción total, se ligarán a una suspensión multibrazo posterior. Otras mejoras se ligan a la dirección asistida, con mejor sensación en la parte central.

Inicialmente, el Nissan Qashqai ofrecerá dos motores: por un lado un 1.3 de gasolina con dos niveles de potencia, con microhibridación de, sorprendentemente, 12 voltios; más el sistema e-Power.

Más conducción autónoma

Fiel a su línea de seguir trabajando en la conducción autónoma -una de las tareas encomendadas a Nissan en el seno de la Alianza con Renault es justamente investigar y desarrollar en este terreno nuevas propuestas- el Qashqai contará con una nueva generación de asistencia a la conducción ProPilot Navi-link. Será capaz de acelerar o frenar el vehículo por si mismo en carreteras con un único carril por sentido, llevándolo hasta una velocidad determinada y parando y recuperando el ritmo nuevamente, cuando el tráfico lo permite. En todo momento, una cámara actualiza la posición en el carril, de modo que se mantiene en el centro de éste. Además, la velocidad puede adaptarse en función de las señales de tráfico o tomar en cuenta los datos de limitación que aporta el navegador para así, ceñirse a ellas. También este puede determinar el paso por una curva cerrada, por ejemplo.

El ProPilot Navi-Link también puede recurrir a los radares de ángulo muerto para corregir la dirección si hay un vehículo en esa zona o alertar al conductor de que hay objetos junto al lateral del coche cuando maniobramos. Incluso se pueden evitar colisiones al dar marcha atrás en tanto que el Qashqai puede detectar objetos y frenar automáticamente.

Esta es la única imagen sin camuflaje desvelada por Nissan y que parece anticipar unos faros más estrechos, además de un aspecto algo más musculoso de la carrocería. Esta es la única imagen sin camuflaje desvelada por Nissan y que parece anticipar unos faros más estrechos, además de un aspecto algo más musculoso de la carrocería.

Esta es la única imagen sin camuflaje desvelada por Nissan y que parece anticipar unos faros más estrechos, además de un aspecto algo más musculoso de la carrocería.

Otras tecnologías aplicadas en este SUV compacto son las luces LED, con haz de 12 elementos individuales que se desactivan individualmente cuando un coche se aproxima en sentido contrario para, de ese modo, poder aprovechar el máximo tiempo posible la luz de carretera sin deslumbrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios