INDUSTRIA

El sector del automóvil, a la espera de cómo evolucionará el coronavirus

  • Las fábricas españolas están monitorizando el estado de los componentes para evitar faltas en la cadena de suministro y que todo ello se traduzca en paros forzosos.

Mapa en tiempo real de la producción de Seat. Mapa en tiempo real de la producción de Seat.

Mapa en tiempo real de la producción de Seat.

Si hay un sector que, junto al Turismo, está preocupado por la evolución del coronavirus, este es el del Automóvil. La industria de la automoción vive con resignación una caída de la demanda, así como una posible falta de suministros para las próximas semanas.

Comenzando por este último, desde el automóvil, no descartan la paralización de las plantas de producción de vehículos instaladas en España en caso de que se produzca una escasez de abastecimiento al agravarse la epidemia de coronavirus y que ello repercuta en las fábricas europeas.

Fuentes de Anfac han explicado que en la actualidad las factorías nacionales "trabajan con normalidad" y que no prevén que se registren problemas de suministro "a corto plazo", aunque los centros se encuentran "vigilantes" y elaborando planes ante una eventual falta de suministro de piezas "a medio plazo y por si hiciera falta poner en marcha algún plan de contingencia".

Dichas fuentes subrayaron que una posible consecuencia de esta situación podría ser la paralización de las fábricas, por falta de materiales o porque se agrave la epidemia y afecte a las fábricas europeas, que se vean obligadas a enviar a casa a sus trabajadores.

"Actualmente, con los planes de contingencia, no hay problemas en la producción, pero preocupa mucho la afectación en Europa, y algunas fábricas podrían tener problemas en las próximas semanas si la situación persiste o se agrava", añadieron.

Monitorizar los componentes

No obstante, recordaron que desde que se tuvo constancia de este virus en China, los fabricantes de automóviles comenzaron a "monitorizar" los componentes que pueden experimentar problemas de abastecimiento, tanto por proceder directamente de China como por ser subcomponentes producidos en el país asiático.

"Desde el primer instante se activaron planes de contingencia", señalaron, al tiempo que destacaron que se están buscando componentes alternativos y se está optando por fletar aviones para el transporte de las piezas, una solución "cara" y que solo se usa en situaciones de emergencia.

Ante la situación actual de las factorías nacionales por el coronavirus, el secretario sectorial de Industria Automovilística de UGT FICA, Jordi Carmona, explicó a Europa Press que se deben tomar, junto con los sindicatos, medidas preventivas en las fábricas.

"En caso de Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTEs) preventivos, no deben afectar al subsidio de los trabajadores y solicitó que no se aproveche la situación para "otros temas", al tiempo que pidió que los trabajadores "no paguen" esta situación.

Por su parte, desde CC.OO. destacaron, en declaraciones a Europa Press, que las fábricas están trabajando bien, "sin problemas". "Algunas empresas están aplicando protocolos internos, pero, según la evolución del virus en Italia y en nuestro país, podría cambiar en algún momento", afirmaron.

Impacto en el mercado

Por otro lado, desde Anfac estiman que todavía "es pronto" para evaluar un eventual impacto en el mercado automovilístico español del brote de coronavirus, aunque calificaron como "previsible" que esta situación tenga incidencia en la llegada de modelos al mercado y sobre el turismo.

Así, señalaron que lo sucedido podría tener un impacto "negativo" en la evolución esperada en los próximos meses, a lo que contribuirá el "bajo" nivel de reservas para la campaña de Semana Santa, que motivará una reducción de las renovaciones de las flotas de las empresas de alquiler de vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios