Noche en Blanco Horarios de Tussam y Metro de Sevilla para la Noche en Blanco

Estrenos

Alberto Rodríguez: "Modelo 77' es mi película más emocional”

  • Tras su paso por la 70 edición del Festival de Cine de San Sebastián este viernes llega a los cines de toda España el esperado nuevo largometraje del cineasta sevillano

Alberto Rodríguez y Javier Gutiérrez.

Alberto Rodríguez y Javier Gutiérrez. / José Ángel García

Todavía con el eco de la abrumadora e interminable ovación con la que el público presente en el preestreno despidió Modelo 77, el pasado miércoles en Sevilla, nos encontramos con Alberto Rodríguez, su director, y el actor Javier Gutiérrez, uno de sus protagonistas, en la cafetería de un hotel cercano, a donde tuvo lugar la proyección. La película llega a los cines este viernes.

-Tras dos presentaciones públicas, ¿cuáles son sus sensaciones?

Alberto Rodríguez: Buenísimas, porque lo de ayer (miércoles) fue fantástico, y venimos recogiendo todo lo que sucedió en San Sebastián, que fue espectacular. Inaugurar el Festival en su 70 edición y recibir esa ovación del público... fue un momento muy especial. La película está gustando mucho al público, algo de lo que me alegro profundamente porque entiendo que es una historia que merece ser contada.

-Un proyecto que ha rondado en su cabeza durante diecisiete años...

AR: Han pasado muchas cosas durante estos años, pero la principal es que la Modelo no cerraba nunca y no podíamos contar la historia. Una cárcel completamente obsoleta, que fue “modelo” en su día, en 1904, pero que seguía en funcionamiento en 2005, cuando empezamos a pensar la historia, y que lo ha seguido estando hasta 2017. Esa ha sido una de las razones y otra que se han cruzado otras películas y proyectos entre medias.

-La COPEL (Coordinadora de Presos En Lucha), es el tema central, pero también la Transición, la fuga o la vida carcelaria cuentan con un gran peso en la película.

AR: Todo está ligado, porque hay un contexto y un marco histórico, pero lo que nos interesaba eran las historias de los personajes. Que se viera por encima de todo su humanidad. Es una película muy emocional. De hecho, creo que es la que más emocional de todas las que he dirigido. Es cierto que tiene algo de drama carcelario, de película de fugas, pero porque todo eso te lo da el contexto.

-La historia del cine ha creado a lo largo de los años lo que bien se podría definir como “género carcelario”, ¿hay en Modelo 77 algunas referencias?

AR: La que teníamos en la cabeza era La evasión (Jacques Becker, 1960), que también sitúa a los personajes en un primer plano, porque al final lo que quieres es que se escapen, sin importarte si son culpables o inocentes, como consecuencia del grado de empatía que has adquirido con ellos. Un funcionario de prisiones, tras ver la película, nos comentó que ha visto gente buena, mala y regular dentro y fuera de la cárcel. No todo lo que hay en el cárcel es malo y eso es lo que hemos tratado de reflejar. Que son seres humanos.

-Javier Gutiérrez, Pino en Modelo 77, recrea a un personaje que acapara toda la pantalla, en un magistral ejercicio interpretativo. ¿Cómo se enfrentó a este papel?

Javier Gutiérrez: Cuando el guion está bien escrito, hay un porcentaje muy alto del trabajo del actor que ya está hecho, y si encima te toca trabajar junto a uno de los mejores directores de este país, que es muy pesado dirigiendo… (risas). Alberto me ha hecho dos grandes regalos en mi trayectoria, como son el Juan Robles de La Isla Mínima y este Pino de Modelo 77, y en ese sentido me siento muy agradecido de poder trabajar con él. Te entrega un texto muy depurado, con los diálogos perfectamente ensamblados, y además tenemos tiempo para ensayar, que es algo que, desgraciadamente, no es tan frecuente en nuestro cine. Eso consigue que llegues muy seguro y tranquilo al set de rodaje. Yo y todos mis compañeros, porque no hay una tacha en las interpretaciones de los actores que componen el reparto (Miguel Herrán, Jesús Carroza, Fernando Tejero, etc.), y eso te habla del dominio de Alberto para la dirección.

-Su personaje, Pino, en un principio es descreído, pero sin embargo va descubriendo en la COPEL algo parecido a la esperanza.

JG: Es descreído porque es consciente de que no va a volver a poner los pies en la calle, y ha convertido su propia celda en otra prisión. Y es la irrupción del personaje de Manuel (Miguel Herrán) la que le hace cambiar y tener la ilusión de vivir fuera de ella, sumado a COPEL. Si el espectador a los cinco minutos no empatiza con la historia de estos personajes, no se le ensancha el corazón, es de dudosa sensibilidad.

-En Modelo 77, tal y como sucede en buena parte de su obra, regresa la crónica de esa España oscura, dura, casi sin leyes, de no hace tanto.

AR: Cómo dice Falete (Rafael Cobos), estamos atrapados en un bucle temporal, no somos capaces de volver a 2022. Pero ha sido más el azar que otra cosa. Yo no me siento ni cronista ni historiador, pero sí es cierto que me parece muy rico el periodo, y que tiene reflejos en el día de hoy. Hay hechos que se pueden revisitar y mirarlos de nuevo, y merecería la pena hacerlo, porque seguimos teniendo una serie de problemas que se quedaron abiertos desde aquella época, porque tengo la impresión de que en la Transición se hizo lo que se pudo. España entonces era un país entre enrabiatado y reverdecido, un autentico choque de trenes. Como ciudadanos ya maduros no creo que nos tengamos que conformar con eso y deberíamos reformular ciertas cosas que no funcionan.

Javier Gutiérrez y Miguel Herrán, en 'Modelo 77'. Javier Gutiérrez y Miguel Herrán, en 'Modelo 77'.

Javier Gutiérrez y Miguel Herrán, en 'Modelo 77'. / Julio Vergne

-Para muchos, Miguel Herrán, Manuel en Modelo 77, será todo un descubrimiento.

AR: Miguel ha realizado una estupenda película, hasta el punto de que está en todos los planos. Pino y Manuel son nuestros ojos en Modelo 77, el punto de vista del espectador. Es un actor con mucha fuerza e intuición.

JG: Con frecuencia, como público, contamos con una serie de prejuicios, y en este país tenemos unos excelentes actores y actrices. Miguel no me ha sorprendido en su papel, y me ha demostrado cada día de rodaje que tenía un pleno conocimiento de cómo es una película por dentro.

-La presencia de Alberto Rodríguez en el Festival de San Sebastián es doble, ya que este mismo viernes presenta el capítulo que ha rodado de la serie Apagón.

AR: Con guion de Rafael Cobos, la serie parte de la caída de la red eléctrica en todo el mundo y lo que eso supondría. En ese contexto, contamos la historia de un pastor, interpretado por Jesús Carroza, que se enfrenta a los que llegan de la ciudad, por proteger a su rebaño. Es casi un western apocalíptico. Fue un rodaje complicado, por la climatología, pero también muy divertido al mismo tiempo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios