Danza clásica Una Cenicienta con pasaporte cubano

  • El Ballet Nacional de Cuba cierra esta tarde su gira andaluza en el Cartuja Center CITE de Sevilla

Una escena de 'La Cenicienta'. Una escena de 'La Cenicienta'.

Una escena de 'La Cenicienta'. / Rolando Pujol

El Ballet Nacional de Cuba es sin duda uno de esos nombres imprescindibles para entender, entre otras cosas, la expansión de la danza clásica en Latinoamérica.

Nacido en 1948 y potenciado por la Revolución de 1959, tanto el Ballet como la Escuela de Danza fundada en 1950, han estado liderados desde sus comienzos por la legendaria Alicia Alonso, quien a sus 98 años sigue siendo directora general del mismo.

A lo largo de tantos años, el Ballet ha desarrollado una labor encomiable, dando a conocer los grandes títulos de la tradición romántica y clásica y creando un estilo que, junto a su gran perfección técnica, se ha convertido en el santo y seña de la compañía cubana.

Cuando se cumplen 50 años de su primera visita a España (al Liceo de Barcelona), y aún resuenan los ecos que su celebérrima Giselle –el título más emblemático de su repertorio– dejó en 2013 en el Teatro de la Maestranza, con una emocionada Alicia Alonso en el patio de butacas, el BNC está llevando a cabo una gira por España que, tras pasar por Cádiz, Córdoba, Málaga y Granada, se despide de Andalucía hoy domingo, a las 19:00 en el Teatro Cartuja Center CITE de Sevilla.

El título elegido en esta ocasión ha sido La Cenicienta, un ballet para todos los públicos que, según sus intérpretes, se caracteriza por su enorme optimismo y por una contagiosa alegría de vivir. Inspirado en el cuento homónimo de Charles Perrault y con la música vibrante de Johann Strauss (hijo), el ballet, que vio la luz en Berlín en 1901, llega ahora a Sevilla en una versión que el coreógrafo cubano Pedro Consuegra (autor de la coreografía y también del libreto) estrenó en Francia en 1988 y en La Habana, ya con el BNC, en 1996.

Promovido por la productora 16 Escalones que dirige el humorista Manu Sánchez, la compañía cubana viaja con un elenco de cuarenta y seis bailarines, al frente de los cuales se encuentran los solistas Dani Hernández (que interpreta el papel del Príncipe), y Viengsay Valdés (Cenicienta), primera bailarina y ahora subdirectora de la compañía y encargada de mantener el inmenso legado histórico de la “Prima Ballerina absoluta” Alicia Alonso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios