JOVEN ORQUESTA BARROCA DE SEVILLA | CRÍTICA Barroco siempre joven

El clavecinista y director Alfonso Sebastián El clavecinista y director Alfonso Sebastián

El clavecinista y director Alfonso Sebastián / DS

Comentarios 0

Una de las muchas facetas que hacen la Orquesta Barroca de Sevilla una pieza esencial en la vida musical de la ciudad es su vertiente pedagógica. Además de las becas que otorgan anualmente los Amigos de la OBS, el propio conjunto hace años que viene fomentando la formación de jóvenes intérpretes en su seno. Sumando esto a los desvelos de Valentín Sánchez en el Conservatorio Superior, el resultado es el que anoche se pudo disfrutar y que hoy mismo tiene la oportunidad de comprobar quien sean verdadero aficionado a la Música de calidad.

Con un conjunto muy nutrido de unos cuarenta intérpretes comandados en las secciones de cuerda por solistas de la propia OBS, Alfonso Sebastián demostró los niveles de calidad que se pueden conseguir de los estudiantes de música cuando se les motiva adecuadamente. La obertura de Iphigenia en Tracia de José de Nebra sirvió de tarjeta de presentación de una orquesta de alto nivel de conjunción y empaste, con flexibilidad sobrada como para materializar en sonido las múltiples inflexiones y acentuaciones que Sebastián imprimió a una versión brillante y de exultante pomposidad. Galantería y sentido del ritmo, con maderas de muy alto nivel y metales muy precisos y rutilantes caracterizaron las piezas de Telemann y Haendel.

Quédense con un nombre: Rodrigo García Belío. Impresionante su versión del quinto de Brandenburgo, con una cadencia llena de musicalidad, claridad y personalidad. Estupenda la flauta de Urbano, de sonido muy controlado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios