Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Cultura

Richard Deacon, o el material transformado en escultura

  • El artista británico expone su obra más reciente en el CAC Málaga Madera, cerámica, acero, cristal, cualquier elemento es susceptible de ser convertido en obra por el creador

Las obras más recientes del escultor británico Richard Deacon, realizadas en la última década, se exponen en el espacio principal del Centro de Arte Contemporáneo (CAC Málaga), donde permanecerán hasta el mes de marzo de este año. La muestra, comisariada por el director del centro, Fernando Francés, se puede considerar como la más importante de las pocas que el escultor británico ha expuesto individualmente en España, e incluso como la mayor de ellas. En ella, además de dos esculturas inéditas, se recogen piezas de cerámica y otros trabajos de producción más reciente, hasta sumar una treintena de obras; una composición que "ayuda a comprender el trabajo de uno de los autores británicos más importantes", resumió Francés. Madera, cerámica, grapas, acero, cristal, cualquier elemento es susceptible de ser convertido en una obra con resultados que poco tienen que ver con la apariencia inicial de éstos y que van desde pequeñas obras sobre un pedestal hasta piezas monumentales.

"Sería difícil comisariar una exposición sobre Richard Deacon sin contar con él". Y ello, por la importancia que adquiere el concepto de espacio en su obra. Fernando Francés agradeció la aportación personal del escultor británico y cómo se ha involucrado en el proyecto para exponer en Málaga, porque de esta forma la relación entre las ideas originales, las esculturas resultantes y los espacios en los que se exponen adquieren un sentido justo. Y es que Deacon "cuando encuentra de manera casual, o sin ser casualidad, un material, su trabajo no acaba en el taller", explicó Francés, "éste termina con su interrelación con el espacio".

Pero la aportación del autor trasciende incluso el espacio e intenta llegar a la interpretación de las obras por parte del público; "mientras otros autores no le dan tanta importancia al nombre", aseguró Francés, Deacon completa su idea con un título lleno de significados, con el que "manda un mensaje con sus pretensiones". A veces, incluso, intenta engañar a la mirada del que observa: "Hay porcelana que no lo es, agua que no lo es o metales que tampoco lo son", comentó el comisario de la muestra.

El mismo autor resume la exposición como "la relación entre la cerámica y otros materiales que he utilizado anteriormente". Por lo que hay una referencia a la línea temporal, en la que Deacon mira hacia atrás, hacia el futuro y hacia el presente, desde la obra más temprana que trae a Málaga, que tiene el título de Tomorrow, And Tomorrow, And Tomorrow, inspirado en la frase de Macbeth, a las piezas "de última hora", realizadas con motivo de la exposición. Organizada en un tiempo récord, el escultor británico habló de aproximadamente dos meses, "la selección de obras hay que verla en ese sentido", explicó. Así, la obra de acero que ocupa la entrada, Congregate (2011), evolucionó desde unos bloques, que han sido vaciados, dejando sólo las aristas: "Es una referencia a los modelos sociales, a los modelos de organización".

Richard Deacon, que ganó el Premio Turner en 1987, pertenece a la llamada generación de la nueva escultura británica, un grupo de escultores que se dieron a conocer en la década de los 80 y que se caracterizaron por el uso ingenioso de materiales que se encuentran en la sociedad post-industrial y consumista británica, así como por el rigor conceptual de su trabajo. Ya expusieron otros de su generación, como Tony Cragg o Anis Kapoor, por lo que el Centro de Arte Contemporáneo tenía una deuda con él que ahora se ve zanjada, desde que hace dos años estuviera en Málaga visitando el espacio para la muestra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios