Crítica de Música

Vanguardia en marcha

La vanguardia musical española mostró en este espléndido concierto versatilidad y creatividad. Desde la ya venerable Poliédrica (1987), quinteto que conjuga vibración rítmica y lirismo, obra de José María Orts (1955), maestro de la instalación sonora, al estreno de Eduardo Soutullo (1968), Le sourire d'Isabelle H. (2017), música de exquisito refinamiento textural, lo que pudo verse y escucharse recoge estéticas diversas, pero una misma excelencia en la escritura. Muy intenso el Himno a la intemperie (2015) de Sergio Blardony (1965) en su uso de la recitación pregrabada, con una tímbrica (la del soberbio violín de Antequera) muy cuidada, como hace Nuria Núñez (1980) en la pieza de 2014 que dio título al recital, pese a su tenebrosa cadencia final para el cello. Cuasicristal II (2013) es un cuarteto de voces ensimismadas original de Juan Ávila Sausor (1982). Raquel García-Tomás (1984) pone atmósfera y efectos a las Aventuras de Alicia (2014) con un vídeo de Ainhoa Sarabia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios