La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

'Amarguras', en homenaje muy singular

Muchas no son las ocasiones en que coinciden oportunidad y sensibilidad, lugar y momento, pero hay veces en que, aun por separado, son merecedores de especial atención. El domingo se reabría el Pizjuán tras año y medio de clausura obligada y en el retorno había que acordarse de los sevillistas caídos en este tiempo de pandemia y crujir de dientes. Lo habitual, el minuto de silencio en el que ya se suplió el Padrenuestro por una pieza musical, no necesariamente fúnebre, ya que el lugar es un ágora de reencuentro con el gol, con el gozo. Y en la noche africana de este ferragosto sonó Amarguras, ni más ni menos. El himno oficioso de nuestra Semana Santa a los aires de Nervión para sorpresa del enorme auditorio que forman gradas y televisión. Una sorpresa agradable, pues sonó a canto de sevillanía por los que se fueron, y coincidiendo sitio y momento, cómo no.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios