La ventana

Luis Carlos Peris

Cosas y casos de indignados

INDIGNADO como el que más pero sin ir dejando las calles y las plazas llenas de basura, el otro día sufrí un ataque de risa incontenible. Fue al escuchar a uno de esos indignados acusar a la Policía de violenta y de compararla por abajo con los grises de antaño. "Ni siquiera en tiempos de Franco era tan violenta la Policía", clamaba el indignado portavoz crecido ante las cámaras de televisión. Y a uno, qué le vamos a hacer, le dio la risa floja oyendo a susodicho indignado y diciéndole al tipo, que a veces uno ya hasta habla con el televisor, que qué puñetas estaba diciendo, que qué sabría él de cómo se las gastaban los grises. Y es que en tal ominoso tiempo no había lugar a la polémica y el indignado de turno sólo podía indignarse en su casa o en el fútbol. Enseguida iba a surgir indignado alguno que osase plantarle cara a la Policía, a una Policía que se bastaba con volver la cara hacia el indignado para que la indignación cesase de inmediato, luego...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios