Antonio De Mora

Exportadores por excelencia

Los exportadores de aceituna de mesa confían en la recuperación de mercados

Todos los analistas y observadores de la economía parecen haberse puesto de acuerdo en que la exportación va a ser el factor fundamental en la salida de la crisis que nos afecta. De hecho, vuelven a sonar con más insistencia que nunca los mensajes que hablan de la necesidad de la internacionalización de las empresas en un mundo cada día más globalizado y con menos barreras.

En este contexto, la aceituna de mesa supone todo un referente, ya que se trata de un sector que depende en un altísimo porcentaje de los mercados exteriores. De hecho, a lo largo de los siglos (podríamos remontarnos al siglo XVI para encontrar los primeros registros de barcos con cargamentos de aceitunas rumbo a las Américas) ha logrado conseguir lo que para muchos es todavía un reto lejano: comercializar la mayoría de lo que produce en los mercados exteriores, y hacerlo además de una manera equilibrada, repartiendo las exportaciones en diferentes áreas geográficas. Y todo ello manteniendo un liderato incuestionable en los mercados internacionales gracias a la acertada gestión de los industriales.

Pero ni ha sido ni es fácil, ya que el mercado exterior está en constante movimiento y cambio. Primero fue la entrada en la UE y luego llegó la globalización y el desarrollo de tecnología punta, que si bien nos permitió ampliar nuestro horizonte, también nos obligó a perfeccionar nuestra línea de producción, nuestra maquinaria, invirtiendo para ello grandes sumas de dinero en pro de mantener nuestra competitividad.

En aquellos entonces lo logramos, pero debemos decir que en la actualidad nuestro liderazgo cuenta con unos márgenes cada vez más estrechos. Exportamos el 65% de lo que producimos, la aceituna de España es la más valorada y su industria la más moderna, pero los costes de producción más baratos de algunos de nuestros competidores está mermando nuestras ventas en algunos países.

Es el caso de los EEUU, nuestro mejor cliente. Hablamos del principal país de destino de la aceituna de mesa de España, representando el 22% de nuestras exportaciones y aportando un valor de más de 170 millones de euros durante 2012. La cantidad de aceitunas españolas que importó rozó las 72.000 toneladas. Sin embargo, las exportaciones al gigante estadounidense han experimentado un estancamiento en los últimos diez años; mantenemos el mismo nivel de exportaciones, pero hemos perdido cuota de mercado debido a la competencia de otros países productores. Ésta es la principal razón por la que se va a intentar cimentar nuestro tradicional liderato relanzando las campañas de promoción en Estados Unidos.

Éstas se completan con las que también se realizan en España, Francia, Reino Unido, Polonia y Rusia gracias al esfuerzo de todo el sector a través de la Interprofesional y al apoyo de ICEX, Extenda y últimamente de Avante Extremadura.

La idea es pasear por los escaparates internacionales la Aceituna de España como referente de calidad, experiencia, servicio e innovación, algo que ya es reconocido a escala global pero que, como pasa tantas veces, suele pasar desapercibido en nuestro país.

Confiemos en que tribunas como ésta nos ayuden a ser profetas en nuestra tierra y sirvan de ejemplo a otros sectores que contemplen la internacionalización como vía para la tan deseada recuperación económica. La aceituna de mesa es un ejemplo de que, a pesar de las dificultades, se puede conseguir.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios