La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

Inés Hernand y Taylor Swift

Los jóvenes se mueven en otro tablero con otros valores. Lo asumimos o nos retiramos de la guerra de los ‘likes’

Inés Hernand, en la alfombra roja de los Premios Goya.

Inés Hernand, en la alfombra roja de los Premios Goya.

Hay un revuelo enorme en Estados Unidos porque una cantante puede condicionar las elecciones a favor de Biden. Donald Trump ha llegado a recriminarle públicamente que gana millones de dólares gracias a una ley que él promulgó… La protagonista del culebrón no es una cualquiera; es Taylor Swift. La revista Time la acaba de encumbrar como persona del año (ya lo hizo en 2017 cuando se puso al frente del movimiento #MeToo) y, en la portada, puro morbo o estrategia tiktokera, posa con uno de sus gatos (Benjamin Button).

“En un mundo dividido, donde demasiadas instituciones están fallando, Taylor Swift trasciende fronteras y es una fuente de luz. Nadie más en el planeta a día de hoy puede mover tan bien a tanta gente”. La opinión de uno de los directivos de la revista es aplastante.

Para complicar más la cosa, su novio es una estrella del fútbol americano: Travis Kelce. Es uno de los jugadores más destacados de la National Football League y su equipo, los Kansas City Chiefs, han ganado este domingo la Super Bowl.

Sitúo el tema. El problema son los jóvenes; la generación Z. Los votos de estos jóvenes en los suburbios urbanos son fundamentales para Biden y, para ellos, Taylor Swift es un referente.

No piensen que son cosas de los norteamericanos. A una escala mucho más doméstica, la polémica sigue fiel a los Goya. Y no por el (merecido) guantazo de Pedro Almodóvar al líder regional de Vox que atacó a los “señoritos del cine”. El Consejo de Informativos de RTVE ha emitido un duro comunicado rechazando el tono y el contenido en la alfombra roja de “una colaboradora externa”.

Les contextualizo. Se refieren a Inés Hernand, una cómica y comunicadora que arrasa en las redes. En el desafío de los medios tradicionales por llegar a las audiencias más jóvenes, la fichan de vez en cuando para dar un aire más fresco y desenfadado a la televisión pública. Es justo lo que hizo: entretener. Con momentos estelares como cuando le preguntó a Pedro Sánchez qué le parecía La Sociedad de la Nieve y terminó diciéndole: “¡Eres un icono, presi, te queremos!”. Sólo en X, el vídeo se acerca ya a las 700.000 reproducciones.

¿Sabemos lo que queremos? Mis alumnos no ven TVE pero sí siguen a Inés Hernand. Los jóvenes se desenvuelven en otro tablero, con otros referentes y otros valores y reglas del juego. Lo asumimos y nos adaptamos o nos retiramos de la guerra de los likes, los votos y las audiencias. No hay más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios