Ramón Fernández

Sevilla

Rebajas en la educación

Según la ministra de Educación, en el presente año académico se podrá pasar de curso sin límite de suspensos.

Esta medida ya se tomó el pasado curso y en parte fue comprensible, pues la situación provocada por la pandemia fue algo totalmente imprevisto y no hubiese sido justo evaluar al alumnado según su trabajo, pues dependía en gran parte de los recursos tecnológicos de las familias para poder seguir las clases de forma on line.

Por mucho que intento entender esta medida, como profesor, sólo me cabe pensar que, además de contradecir la Lomce, se menosprecia nuestro trabajo y deciden, antes incluso del inicio de curso, el resultado final pues los contenidos mínimos ya sólo serán orientativos. Pero si analizo esta medida como padre estaría temiendo que mi hijo/a se entere de que va a pasar de curso, independientemente de su esfuerzo y nivel alcanzado. Si lo analizo como alumno/a, el poder pasar de curso sin importar el número de suspensos será un chollo y hará que el curso sea mucho más relajado y, como es lógico, el esfuerzo será menor.

No veo la necesidad de que en el inicio de curso se tome una medida que es claramente una “ilegalidad” y nadie sabe a quién beneficia, pues la cultura del esfuerzo se verá resentida. Será un año perdido que fomentará el absentismo y no valorará ni el trabajo del profesorado ni el del alumno. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios