Marinaleda La Audiencia archiva el caso contra Gordillo por no convocar plenos: sólo es infracción administrativa

  • El PSOE denunció a la Fiscalía, después de un año en el que sólo hubo sesiones extraordinarias y urgentes

El alcalde de Marinaleda desde 1979, Juan Manuel Sánchez Gordillo. El alcalde de Marinaleda desde 1979, Juan Manuel Sánchez Gordillo.

El alcalde de Marinaleda desde 1979, Juan Manuel Sánchez Gordillo. / José Ángel García.

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha archivado, de forma definitiva, las diligencias abiertas contra el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, por no convocar plenos ordinarios, conforme a lo acordado, en un caso que fue llevado a la Fiscalía por el que fuera concejal del PSOE Mariano Pradas.

No obstante, en el Auto, fechado el 22 de febrero, y que da carpetazo a las diligencias penales, sí se apunta que los hechos podrían ser constitutivos de una infracción administrativa.

El caso, por el que Gordillo declaró como investigado, ya fue archivado por el Juzgado de Instrucción número 2 de Estepa, al no apreciar indicios de delito.

Pero el ex edil socialista recurrió, solicitando que se abriera la fase de procedimiento abreviado, al considerar que se podían haber cometido delitos de prevaricación y contra los derechos individuales

"Si bien es cierto que se han cometido irregularidades administrativas en las convocatorias del pleno del ayuntamiento de Marinaleda, estas irregularidades no tienen la suficiente violencia contra el ordenamiento jurídico, de modo que hurte a los concejales dicho ayuntamiento el control de la gestión de su equipo de gobierno", señala la Audiencia. 

Como el juzgado de instrucción, se basa en la declaración que hizo sobre el asunto el secretario del Ayuntamiento de Marinaleda. La diferencia entre un pleno ordinario y otro extraordinario es que, en principio, la oposición sólo puede hacer preguntas al gobierno y presentar mociones en los primeros.

El secretario municipal de Marinaleda, sin embargo, asegura que en los plenos convocados de forma extraordinaria aquí sí se da esa opción a la oposición (en este caso sólo el PSOE) y que sólo una vez no pudo tener a tiempo la documentación. 

Tras las elecciones municipales de 2015 que Gordillo volvió a ganar (es el único alcalde que ha tenido Marinaleda desde 1979), se acordó que se celebraría un pleno ordinario una vez al final de cada trimestre. Pero a partir de diciembre de 2016 pasó un año en el que sólo se celebraron 6 plenos extraordinarios, hasta que se interpuso la denuncia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios