Provincia

La CHG licita por más de 500.000 euros el mantenimiento del área de compensación ecológica de Melonares

  • El proyecto incluye la conservación de caminos y la mejora de hábitats en las 1.500 hectáreas que se agregaron al Parque Natural de la Sierra Norte

La presa de Melonares. La presa de Melonares.

La presa de Melonares. / M. G.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha licitado por 512.261,35 euros el servicio de mantenimiento del Área de Compensación Ecológica del embalse de Los Melonares, situada entre los términos municipales de Almadén de la Plata y El Pedroso.

Según ha recordado el organismo, el proyecto de construcción de esta presa vino acompañada de la creación de un área de compensación ecológica, una iniciativa de carácter pionero en la construcción de presas y cuyo propósito era asegurar el mantenimiento delas especies existentes en la zona. El Área de Compensación Ecológica, que cuenta con una superficie de 1.500 hectáreas, fue incorporada al Parque Nacional Sierra Norte de Sevilla, por lo que pasó a tener el máximo nivel de protección, lo que significa que sus usos y actividades se supeditan a la conservación de la biodiversidad que albergan.

Durante los años 2002 se iniciaron los trabajos previstos en el Área de Compensación Ecológica y, desde entonces, se han llevado a cabo varios proyectos para el mantenimiento y gestión de este área. El servicio que ahora se licita, y que tiene un plazo de ejecución de 24 meses prorrogables, tiene como objetivo dar continuidad a estos proyectos.

Para ello, se contemplan diferentes actuaciones de vigilancia, de mantenimiento y conservación de infraestructuras y caminos, así como la mejora de hábitats y fomento de la población de conejos. En este sentido, se prevé el mantenimiento del vallado de los dos cercados para la protección de las poblaciones, la construcción de refugios, la realización de sueltas anuales para la crianza y el asentamiento de los ejemplares, la reposición de abrevaderos y comederos para fauna menor, el mantenimiento de la población de conejos en núcleos cerrados y la siembra de parcelas.

En cuanto a la vigilancia, este proyecto incluye la elaboración de un estudio justificativo de necesidad de control de ungulados y predadores y censos de fauna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios