TIEMPO Bajo de Guía se tiñe de blanco tras una impresionante granizada

Provincia

La sequía obliga a ampliar los cortes de agua en Aguadulce y Pedrera

  • Las restricciones solían finalizar con el verano y el descenso del consumo por piscinas y riegos

  • Los alcaldes reconocen que la situación del acuífero es "crítica" y que sólo podrá solventarse si llueve

  • Hay obras en marcha para conectar esta zona con la presa del Retortillo

Agua del grifo, que se seguirá cortando por la noche en Aguadulce y Pedrera debido a la sequía.

Agua del grifo, que se seguirá cortando por la noche en Aguadulce y Pedrera debido a la sequía. / Juan Carlos Muñoz

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha venido asegurando que, incluso aunque no llueva, los pantanos de la cuenca tienen reservas para garantizar el consumo humano durante dos años. Pero la situación de sequía -el decreto para activar medidas excepcionales podría aprobarse en noviembre- se está dejando notar ya y mucho en municipios que dependen de acuíferos para el agua del grifo, sin estar conectados a grandes sistemas.

Es el caso de Aguadulce y Pedrera, localidades de la Sierra Sur de Sevilla. Ya en verano tuvieron que empezar a aplicar cortes en el suministro de agua potable de lunes a jueves de 00:00 a 06:00 horas. Ha ocurrido otros años y lo habitual era que cuando el consumo de agua bajaba con el final de la temporada de piscinas y baños, los pozos subieran de nivel y acabaran las restricciones.

No está siendo así esta vez. El otoño, con la ausencia de lluvias, ha supuesto una ampliación de las restricciones. Desde ayer y de lunes a jueves el agua se cortará una hora antes, a partir de las 23:00 horas y hasta las 06:00, y tendrán también cortes durante los viernes y los fines de semana, algo que no ocurría hasta ahora, entre las 00:00 y las 06:00 horas. Hay más de 7.000 vecinos afectados: 5.000 de Pedrera y unos 2.000 de Aguadulce. 

Según ha explicado el alcalde de Pedrera, Antonio Nogales, el martes el motor del pozo se paró porque el nivel del agua era muy bajo. Hubo que bajarlo notablemente, con un nivel de agua de solo dos metros en el pozo, en una situación muy crítica, admite.

El edil confirma que se confiaba en poder normalizar la situación cuando los niveles de consumo de agua bajaran tras el verano, pero no ha sido así y el margen para ahorrar ya es poco. La situación es crítica y, a corto plazo, sólo podrá mejorar si se producen lluvias y se recupera el acuífero del Becerrero, del que se surten, un sondeo histórico que proporcionaba habitualmente agua en cantidad y de gran calidad a la zona.

En el comunicado en el que informa a los vecinos de las nuevas restricciones, el Ayuntamiento de Aguadulce también advierte de que la situación es "crítica" y que los vecinos deben ser "conscientes" de ello, por lo que llama a hacer un uso "responsable" del agua. Avisa además de que si continúan la falta de lluvias y los datos actuales de consumo se tendrán que adoptar "nuevas medidas".

Dado que estos problemas son periódicos en los pueblos de la Sierra Sur que no tienen conexión de momento con pantanos, ya hay una importante inversión en marcha para solventarlo. Pero su puesta en funcionamiento no será rápida.

El pasado 28 de septiembre, el Consejo de Gobierno de la Junta autorizó la inversión de 59 millones de euros, procedentes del canon autonómico de mejora de infraestructuras (que se cobra en las facturas) para varias obras estratégicas, de tres provincias. De esa cantidad, 13,4 millones de euros son para la llamada conexión de Los Gallos, el último de los cuatro tramos (los otros tres están ya en ejecución) para conectar Aguadulce, Pedrera, Gilena, Lora de Estepa, Estepa, Casariche y Badolatosa con el pantano del Retortillo.

En total, serán 60 kilómetros de conducciones para que esta zona no dependa en exclusiva de pozos y evitar en el futuro situaciones como las que se están dando ahora. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios