El partido del Betis | Análisis Dosis de tensión y vertical

  • El Betis, con algo más de intensidad que Osasuna, saca su calidad para ganar

Guido presiona para intentar quitarle el balón a Fran Mérida. Guido presiona para intentar quitarle el balón a Fran Mérida.

Guido presiona para intentar quitarle el balón a Fran Mérida. / Antonio Pizarro (Sevilla)

El Betis cumplió con el trámite y venció a Osasuna poniendo algo más de tensión y calidad que un rival que demostró poquísimo en el Villamarín, fruto de la relajación con la que llegó al choque tras cumplir de sobra con su objetivo (la salvación).

La pizarra del Betis. La pizarra del Betis.

La pizarra del Betis. / Dpto. de Infografía

Así, golpeó primero el equipo de Alexis con el gol de Guido a poco de comenzar el partido, siendo el argentino uno de los jugadores destacados de su equipo por sus ganas de agradar. El pivote firmó un partido muy plácido en el centro del campo dentro del 4-4-2 de los verdiblancos ante un oponente que con el 4-2-3-1 de la primera parte no inquietó casi nada a Dani Martín. Pedraza se sumó a Guido y encontró la recompensa del gol en una de sus múltiples subidas por el carril zurdo, donde tuvo siempre superioridad ante Nacho Vidal por los apoyos de Álex Moreno y, sobre todo, de Fekir. Así, 2-0 en 25 minutos y ni rastro aún de Osasuna, que pudo incluso recibir el tercero antes del descanso de haber estado más atinado Fekir.

En la segunda mitad, Arrasate cambió el dibujo con tres centrales atrás, pero el Betis siguió algo más metido en el partido y ahí volvió a relucir la calidad de Fekir, quien tuvo dos ocasiones, una tras una buena galopada de Emerson y otra en un lanzamiento de falta directa, para haber marcado. En el tramo final, Osasuna pareció dar un paso al frente y puso en cierto apuro a Dani Martín con un zapatazo de Roncaglia y un balón rebotado en Tello que se envenenó. Sin embargo, fue el Betis, que ganó con justicia, el que aprovechó un gran pase en largo de Feddal a Loren que culminó en gol Aleñá para cerrar un partido que por momentos fue muy espeso.

Defensa

Prácticamente Osasuna ni existió en ataque y dentro del poco peligro apareció siempre la figura de Feddal, mucho más entonado que Mandi en el día de ayer. Emerson apenas tuvo trabajo en defensa, sólo algo en el tramo final del partido, y Álex Moreno tampoco fue demasiado exigido en el otro costado. Además, la buena labor de Guido ayer, ante un rival menos exigente en el centro del campo, se notó con sus buenas coberturas, robos y pases para romper líneas.

Ataque

En el primer tiempo lo intentó siempre el Betis por el costado de Pedraza. A esa zona fue también Fekir y por ahí vinieron las mejores ocasiones de los verdiblancos. El galo siguió intentándolo en la segunda mitad, pero el que no apareció nunca es Borja Iglesias. Incluso, Loren, en el rato que jugó aportó más que su compañero, una asistencia y un gran detalle técnico para irse a la vez de Nacho Vidal y Aridane y ponerse de gol, pero su remate, al meterle el pie muy abajo, se le fue alto con todo a favor.

Virtudes

Más intensidad que su rival en busca de la victoria.

Talón de Aquiles

Falta de conexión entre el portero y los centrales béticos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios