Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

El partido del Betis | Análisis El peor manual: agujero en la medular, sin gol, poco intenso...

  • Enésimo borrón del Betis de Rubi como visitante: primera parte indecente y leve mejoría en la segunda

  • La tozudez de Rubi en Borja Iglesias y la no presencia de Édgar siguen presentes

  • Así jugaron los jugadores del Betis

Borja Iglesias, en un lance con Siovas. Borja Iglesias, en un lance con Siovas.

Borja Iglesias, en un lance con Siovas. / Joaquín Corchero (Leganés)

El Betis firmó en Butarque otro vergonzoso partido. Sobre todo, una primera parte lamentable: ni una llegada con peligro real, ni un saque de esquina... Nada. Sí mejoró algo en la segunda mitad –peor que en el primer acto era imposible hacerlo–, con los cambios, al descanso, y la variación del dibujo, y con algunas apariciones de Canales, como el pase de éste a Aleñá en la ocasión más clara de los verdiblancos en el partido.

La pizarra del Betis La pizarra del Betis

La pizarra del Betis / Dpto. de Infografía (Sevilla)

Rubi repitió el mismo once que ante el Barcelona, con la entrada de Joaquín por Fekir, y mostró su tozudez a la hora de darle de nuevo la titularidad a Borja Iglesias, cuya aportación sigue siendo nula, y se encontró el Betis con un Leganés intenso, competitivo, que mordió a un equipo verdiblanco que pareció no estar en el partido. Guido, muy lento de movimientos para actuar de pivote, se vio superado por la presión de Braithwaite, quien contó con el apoyo de Recio y Rubén Pérez; Álex Moreno no acertó en nada, Joaquín estuvo desparecido, Emerson apenas se dejó ver, Mandi y Bartra, con muchas dudas...

Así, sólo la falta de aptitud de los jugadores ofensivos del cuadro pepinero hizo que los locales no se fuesen al descanso ganando. A la vuelta de la caseta el Betis, ya sin el ex del América ni el lateral brasileño, y con Loren y Barragán en el campo, mejoró algo. William pasó a actuar de pivote y la pelota la movió el Betis con algo más de verticalidad y rapidez, pero salvo la ocasión de Aleñá y una internada fallida de Borja Iglesias ante Juan Soriano, el bagaje ofensivo fue escaso. Y como resultado, un triste empate a cero, tan triste como este Betis actual.

Defensa

Emerson no apareció y Álex Moreno firmó una mala actuación. Mandi y Bartra generaron dudas y en la contención Guido demostró no estar mejor que Édgar. Así, sólo con intensidad, el Leganés superó en cada acción al Betis.

Ataque

Incomprensible que Rubi siguiese apostando por Borja Iglesias. Primera parte sin un saque de esquina ni una ocasión de peligro. En la segunda, con dos puntas, sí hubo algo de mejoría.

Virtudes

Equipo no del todo muerto, que ya es algo.

Talón de Aquiles

Rival intenso, un Betis pobre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios