Betis-Getafe Un examen muy de verdad

  • El Betis se mide al Getafe, revelación de la pasada campaña y un visitante incómodo en Heliópolis

  • Una victoria confirmaría esa mejora iniciada en el anterior duelo ante el Leganés

  • Rubi: "Es un partido importantísimo"

Rubi, rodeado por Mandi, Javi García, Bartra y Pedraza. Rubi, rodeado por Mandi, Javi García, Bartra y Pedraza.

Rubi, rodeado por Mandi, Javi García, Bartra y Pedraza. / Juan Carlos Muñoz

Tras esa siempre extraña y complicada primera pausa liguera y con las plantillas ya cerradas después de ese frenesí de cierre de mercado, al Betis le llega una prueba muy de verdad con la visita del Getafe, que debe servir para calibrar el estado de ese equipo que continúa ahormando Rubi.

Necesitan los verdiblancos un triunfo que confirme esa mejoría experimentada ante el Leganés, aunque el triunfo final fuera más sufrido de lo debido. Con más posesión de balón y aprovechando sus amplios recursos ofensivos, los heliopolitanos dieron un paso adelante en esa adaptación a la nueva libreta del entrenador, lo que ha servido para vivir dos semanas con más calma y haciendo hincapié en los aspectos que todavía se necesitan mejorar.

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

El fútbol más directo y vertical que pretende Rubi, y que sirve para generar más ocasiones de gol para los delanteros, encuentra su punto débil en los momentos en los que el Betis se encuentra sin la pelota. La recuperación tras pérdida, el repliegue defensivo para evitar las transiciones del rival, las ayudas a los laterales o la concentración para despejar los centros se antojan tan necesarios como ese factor desequilibrante que los verdiblancos presentan con jugadores como Fekir, Canales o Joaquín.

El examen de esta noche, sin tener enfrente a un gallito de la categoría, sí coloca a ese Getafe que fue la revelación de la pasada campaña, en la que se clasifició con merecimiento para la Liga Europa, y que además siempre se convierte en un visitante de lo más incómodo en Heliópolis.

La presión que ejerce el conjunto de José Bordalás en campo rival dificulta la labor de creación a equipos como el Betis que pretenden construir desde atrás, por lo que minimizar las pérdidas en zonas peligrosas se antoja esencial ante un rival especialista en exprimir esos errores.

No necesita aglutinar el balón el Getafe para generar peligro, con ese fútbol directo y de pocos toques que encuentra en Jorge Molina, otrora ídolo de la afición bética y siempre respetado, ese punto de desahogo para armar los ataques que luego encuentro filo en delanteros como Mata o Ángel.

Si el Betis es capaz de adaptarse a ese partido que exige su rival de esta noche y luego, además, explota la calidad individual de sus jugadores de ataque, sobre todo la inspiración de Fekir o el idilio con el gol de Loren –más la bala en la recámara de Borja Iglesias–, los verdiblancos sumarán aspectos positivos imprescindibles para conseguir un nuevo triunfo en casa que disiparía cualquier duda en torno a la etapa iniciada por Rubi.

Guardado recibe el pasillo de sus compañeros. Guardado recibe el pasillo de sus compañeros.

Guardado recibe el pasillo de sus compañeros. / Juan Carlos Muñoz

Sólo han transcurrido tres jornadas, pero tanto el Betis como el Getafe necesitan puntos para situarse en una zona cómoda desde la que aspirar a sus ambiciosos objetivos. Los verdiblancos señalan en público su obligación de meterse en la lucha por Europa, una consecuencia lógica de esa inversión millonaria para mejorar una plantilla que ya era muy cualificada el año anterior; los azulinos, por su parte, en su regreso a Europa no quieren pasar apuros e incluso mantienen la ilusión de volver convertirse en ese outsider que ya fueron el pasado año.

Los dos últimos precedentes, con una igualada (2-2) y una victoria visitante (1-2) apuntan a esa dificultad que el Getafe siempre entraña para el Betis, aunque también más de uno piensa que ya es hora de que los verdiblancos se impongan a este rival en el Villamarín. Sólo es la cuarta jornada, pero el fuego será real y los puntos, una bendición para continuar escalando en la Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios