Betis Última bala en la recámara de Rubi

  • El entrenador catalán, con el crédito prácticamente agotado por los malos resultados en el primer tercio de la Liga, se juega su futuro en el encuentro frente al Valencia 

  • La sombra de Setién sigue merodeando por Heliópolis

Rubi dialoga con su segundo, Jaume Torras, en un entrenamiento. Rubi dialoga con su segundo, Jaume Torras, en un entrenamiento.

Rubi dialoga con su segundo, Jaume Torras, en un entrenamiento. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

El mutismo sigue siendo la nota predominante en el Betis. Ni la derrota en el derbi ha servido para que la dirigencia heliopolitana rompa el silencio existente de forma pública y ofrezca respuestas a los muchos interrogantes que tiene en estos momentos el aficionado de a pie, aunque uno de ellos, el futuro de Rubi, parece claro si el próximo sábado no obtienen los verdiblancos un resultado positivo. Incluso, un empate no garantizaría la continuidad de un entrenador que ante el cuadro de Mestalla podría tener su última bola para seguir como inquilino del banquillo.

Y siempre con la sombra de Quique Setién merodeando sobre Heliópolis, cuyo nombre sigue estando muy bien colocado en la dirección deportiva en el caso de que Rubi acabe saliendo fruto de unos resultados que no están siendo positivos. Pero, mientras tanto, el entrenador de Vilasar de Mar empezó ayer a preparar el encuentro ante el Valencia, rival que en las últimas temporadas, en momentos parecidos al actual, resultó propicio para los intereses béticos. Ya pasó en la etapa de Pepe Mel (2011-12), que con un triunfo (2-1) gracias a un doblete de Rubén Castro pudo seguir al frente de los heliopolitanos; luego supuso cierto aire para Juan Merino en la 2015-16 la victoria cosechada (1-0) frente al Valencia con otro gol de Rubén Castro, y en la campaña 2016-17 Gustavo Poyet alargó un poco su estancia en el Betis con los tres puntos obtenidos, esta vez en Mestalla (2-3) con un tanto de Joaquín y un doblete del punta canario. Datos curiosos ante una situación que se repite ahora con Rubi, que ayer dirigió el primer entrenamiento de la semana de cara a esta trascendental cita.

Un mal resultado ante los de Mestalla podría ser el final del actual entrenador al frente de los verdiblancos

A puerta cerrada en la ciudad deportiva, los verdiblancos se ejercitaron sin Fekir, Emerson, Mandi, Diego Lainez ni Feddal, quienes se irán incorporando una vez terminen sus compromisos con sus selecciones nacionales, aunque en el caso del marroquí no podrá jugar por sanción. William Carvalho, que continúa convaleciente de una operación de hernia disco lumbar, y Juanmi, que se recupera de una fascitis plantar, seguirán siendo bajas por lesión, mientras que Javi García, quien ya se ejercitó la pasada semana con el grupo, ayer hizo trabajo específico para continuar con su puesta a punto tras sufrir una lesión muscular en el recto de su pierna derecha.

El nombre de Setién, muy del gusto de la dirección deportiva, aviva la actual fractura social en la grada

Así, y a la espera de la rueda de prensa que ofrezca Rubi en la previa al choque ante los valencianistas, el preparador bético sigue laborando en busca de soluciones, de ahí que una de las dudas de cara al sábado radica en el dibujo táctico que vaya a utilizar. En este sentido, el catalán apostó por jugar con tres centrales ante el Real Madrid y mantuvo el mismo esquema ante el Sevilla, pero con la derrota en el derbi y la ausencia de Feddal podría volver a usar una zaga de cuatro hombres atrás, con las dudas en el eje de la zaga en cuanto a quiénes serán los dos centrales y quién ocupará el lateral derecho, ya que Emerson ha descansado siempre cuando volvió de jugar con su selección.

En el centro del campo, Rubi también tiene varios elementos para elegir, con el problema siempre presente en la posición de pivote, con Javi García sin estar aún recuperado, Bartra fuera de sitio intentando cumplir lo mejor posible... Arriba, Loren y Fekir parecen fijos viendo el rendimiento actual de Borja Iglesias. Muchas opciones para Rubi de cara a un partido que puede ser su última bola para seguir como técnico de un Betis al que le urge ganar para alejarse de los puestos de descenso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios