Real Betis - Sevilla FC | Análisis El coronavirus se cuela entre la irregularidad

  • Pellegrini, pendiente de Canales, apunta a la mejora defensiva en un derbi sin dos veteranos como los capitanes Joaquín y Guardado

  • La convocatoria del Betis

La plantilla del Betis, en un entrenamiento. La plantilla del Betis, en un entrenamiento.

La plantilla del Betis, en un entrenamiento. / José Ángel García

No gana para sobresaltos el Betis de Manuel Pellegrini. A esa irregularidad exhibida con una defensa impropia de la élite se ha unido esta semana la Covid-19, que ha alterado todos los planes de preparación del derbi. Si ya el lunes se conoció el positivo de Álex Moreno, las últimas horas han dejado nuevos casos que afectan a dos referentes como Joaquín y Guardado además de Montoya. A ello se añade la duda sobre el estado físico de Canales, que reapareció el martes pero que no está al 100% y con quien los médicos mantienen la cautela.

Más allá de las bajas, Pellegrini necesita aumentar la consistencia de su equipo. Aunque el técnico se aferre a esos partidos con la portería a cero –Osasuna y Cádiz en los últimos tiempos–, las sensaciones y los números reflejan esa debilidad de un equipo que recibió tres goles del Levante en apenas 24 minutos.

Décimo clasificado con 19 puntos, y más cerca del descenso que de la zona europea, el duelo de rivalidad aparece como una oportunidad para que el Betis tenga ese punto de inflexión en su temporada. Competir ante uno de los candidatos a la Liga de Campeones es otro de los retos para este conjunto verdiblanco, que apenas ha sumado un punto ante el Villarreal como referencia ante esos equipos europeos.

Sin balón

30 goles encajados en 16 jornadas reflejan un déficit defensivo, en un equipo que comenzó colocando su defensa muy adelantada y que ha perdido metros en los últimos encuentros en un intento de protegerse.

Sí mantiene Pellegrini el intento de realizar una presión alta, sobre todo tras pérdida en el campo rival, y esa faceta lo ha sacado de algún apuro como ocurrió ante el Cádiz o el mismo Villarreal. Aunque al tener la zaga más retrasada también deja espacios para que el rival ejecute sus transiciones si rompe las líneas.

Con balón

Se siente cómodo el Betis con la pelota, aunque sus mejores acciones de ataque vienen en los últimos tiempos al contragolpe, bien en transiciones desde atrás o tras recuperaciones en zonas adelantadas.

El regreso de Canales, aun sin estar al 100%, le debe otorgar además una mayor clarividencia con la pelota, algo que deben agradecer el resto de integrantes del ataque comenzando por un Fekir al que todavía se lo espera en esta campaña en la que está rindiendo por debajo de lo esperado.

La otra duda reside en la delantera, donde ninguno de los puntas disponibles –Sanabria, Borja Iglesias, Loren y Juanmi– están dando el nivel con una escasa aportación goleadora.

Sergio Canales. Sergio Canales.

Sergio Canales. / Daniel Rosell.

Lo mejor

Dentro de su irregularidad, el Betis cuenta con jugadores con capacidad para desnivelar un partido si sale a relucir su mejor versión.

Lo peor

La debilidad defensiva, que lo tiene como el equipo más goleado; las bajas también lo dejan mermado.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios