Betis-Villarreal | Contracrónica El Betis activa el 'modo derbi'

Lo Celso celebra con un gesto de rabia el primero de los dos goles que hizo. Lo Celso celebra con un gesto de rabia el primero de los dos goles que hizo.

Lo Celso celebra con un gesto de rabia el primero de los dos goles que hizo. / Antonio Pizarro (Sevilla)

El beticismo activó ayer el modo derbi. Y lo hizo después de ver a su equipo conseguir una victoria cargada de sufrimiento en un partido en el que se registró una entrada en el Benito Villamarín muy floja para lo que suele ser habitual (28.475 espectadores), fruto del mal tiempo y del descontento de muchos aficionados por la dinámica negativa de los suyos. Sin embargo, en ningún momento el ambiente estuvo enrarecido y el apoyo de la mayoría de hinchas heliopolitanos a su equipo fue constante, y más cuando Estrada Fernández decretó el pitido final.

Pero antes, al inicio del encuentro, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Rogelio Sosa y Gregorio Conejo, e incluso, en la zona de Fondo, se pudo leer una bonita pancarta en memoria del ex futbolista verdiblanco que rezaba lo siguiente: "Eterna Zurda de Caoba". 60 segundos de silencio absoluto por parte del público bético, que pudo comprobar como a la hora de ofrecer el speaker bético las alineaciones, éste no citó el nombre de Quique Setién, como suele ser habitual, evitando así cualquier tipo de reacción por parte de la grada.

Pancarta en honor a Rogelio en la grada de Fondo. Pancarta en honor a Rogelio en la grada de Fondo.

Pancarta en honor a Rogelio en la grada de Fondo. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Y si Rogelio dejó para el recuerdo grandes detalles de su inmensa calidad, ayer apareció de nuevo otro zurdo, Lo Celso, para que los tres puntos se quedaran en casa con sus dos goles. Después de muchas semanas desaparecido, el argentino volvió a comparecer en el momento en el que más lo necesitaba su equipo. Primero, con un gran detalle de calidad picando, con una cuchara, el balón por encima de Sergio Asenjo. De nuevo, el futbolista rosarino celebraba su gol como lo hace normalmente, siempre con su familia presente.

Pero la actuación de Lo Celso no quedó ahí y apareció otra vez en la segunda parte para poner en ventaja a su equipo con un buen balón cruzado con la pierna derecha al hueco donde no esperaban ni Asenjo ni ninguno de los otros defensores del cuadro amarillo. Magnífica noticia para los verdiblancos el regreso del argentino, que despierta en un tramo fundamental para los suyos esta temporada, pues con los tres puntos de ayer, el Betis ve un poco más cerca los puestos europeos, objetivo prioritario para la entidad heliopolitana, y encara con alegría el encuentro del próximo sábado en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Imagen del videomarcador con los rostros de Rogelio y Gregorio Conejo. Imagen del videomarcador con los rostros de Rogelio y Gregorio Conejo.

Imagen del videomarcador con los rostros de Rogelio y Gregorio Conejo. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Un partido que ya se vivió ayer por parte de la afición bética, como se pudo comprobar con el 2-1. "¡Es verdiblanca, Sevilla es verdiblanca!", gritó la hinchada bética, a la que se le cortó el oxígeno con el penalti decretado por el colegiado por mano de Bartra. Pero, entonces, apareció el otro héroe del partido, Pau López, para evitar el empate, quedándose parado en el centro de la portería, sin vencerse, ante el lanzamiento de Santi Cazorla. Ahí estalló de alegría la grada de Heliópolis, que despidió a los suyos con el clásico "¡Betis, échale...!".

De esta forma, con estos tres puntos, el conjunto verdiblanco logra un baño de tranquilidad para poder encarar con ilusión una semana tan importante, mientras la afición activó el modo derbi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios