Betis - Villarreal | La previa

El Betis, a confirmar la mejoría ante el Villarreal

  • Tras recobrar la calma con el triunfo ante Osasuna, el Betis se mide a los de Emery, un rival de la zona alta en la que quiere instalarse

  • Pellegrini mantendrá la base con la que venció en Pamplona

Loren mira la pelota en un entrenamiento. Loren mira la pelota en un entrenamiento.

Loren mira la pelota en un entrenamiento. / José Ángel García

En el fútbol los resultados mandan. No hay proyecto, esa palabra tan de moda en Heliópolis en vísperas de una nueva Junta General de accionistas, sin que el aspecto deportivo acompañe, de ahí que Manuel Pellegrini y los suyos respirasen tras la victoria ante Osasuna. El Betis taponó la herida que habían abierto Athletic y Eibar y ahora encara el duelo con el Villarreal con la posibilidad de estabilizarse en una zona cómoda de la tabla, precisamente frente uno de los rivales que mejor ha comenzado esta temporada de la mano de Unai Emery.

Ha repetido una y otra vez el entrenador bético que no mira más allá de cada partido. Conscientes de las carencias de su plantilla, con un escaso fondo de armario en algunas posiciones y sin poder mirar el mercado invernal, Pellegrini no quiere más presión para sus jugadores, a los que le ha costado desenvolverse cuando se ha torcido el camino.

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

También se toma la visita del Villarreal como una prueba de fuego. Los heliopolitanos han sido incapaces hasta el momento de superar a algún rival de los llamados a pelear por la zona europea –derrotas ante Atlético, Real Sociedad, Real Madrid, Barcelona, Athletic e incluso Getafe–, por lo que el encuentro ante el conjunto amarillo se toma como una reválida que permita superar ese obstáculo.

No suele ser Pellegrini entrenador de grandes cambios cuando los resultados acompañan, por lo que se espera un once muy similar al que venció en El Sadar, en esa mini-revolución con la que el técnico intentó agitar a su vestuario. Con Joel Robles en la portería –Claudio Bravo aún sigue fuera por lesión–, tampoco se atisban cambios en una defensa que funcionó ante la potente delantera de Osasuna y pese a que Mandi, uno de los preferidos del técnico, ya está disponible; en la medular, la línea que más movió el técnico, también se apunta a la continuidad de Guido Rodríguez, William Carvalho y Guardado, éste escorado a la izquierda, y con Aitor Ruibal por la banda derecha; y en el ataque, a la libertad de movimientos de Fekir, con menos responsabilidades defensivas que le permitieron asumir más roles en el juego de ataque, se añadiría Loren, que realizó un gran trabajo inicial en Pamplona, aunque Borja Iglesias, que rompió su sequía de once meses, también cuenta con opciones de salir de inicio.

William Carvalho y Fekir en el entrenamiento. William Carvalho y Fekir en el entrenamiento.

William Carvalho y Fekir en el entrenamiento. / José Ángel García

Si en los nombres se mantendrá un equipo muy parecido también pretende Pellegrini que continúe esa actitud e implicación que demostró el equipo. Con las líneas más juntas y replegadas, lo que permitió contragolpear, el Betis volvió a dejar la portería a cero y ése será el punto de partida para tratar de vencer a un Villarreal que ya ha adquirido la identidad que transmite Emery a sus equipos.

La única derrota que ha sufrido el equipo castellonense en esta temporada –ante el Barcelona en el Camp Nou– sirvió para que Emery recapacitase en su propuesta hasta convertir al Villarreal en un conjunto sólido y complicado de doblegar. Cinco victorias y seis empates –el segundo que más iguala, sólo por detrás del Huesca– demuestran esa impronta de equipo difícil de batir que ha adquirido el equipo amarillo, pese a que como visitante sólo ha obtenido un triunfo en esta Liga (1-3 en Getafe).

Si el Betis tiene el once más o menos claro, más dudas presenta su rival, al que las ausencias de Paco Alcácer y Bacca lo priva de dos de sus mejores delanteros y provoca que Emery medite si utilizar desde el inicio a Kubo o Chukwueze para que Gerard Moreno fuera el único delantero o colocar a éste en una banda y que el canterano Fer Niño fuera su referencia en la vanguardia.

El duelo desde las pizarras está servido entre dos entrenadores que se conocen a la perfección tanto de medirse en la Liga como en la Premier, y que hoy tratarán de dar un golpe en la mesa para apuntalar sus . El Betis quiere reafirmar esa mejoría en su pulso que atisbó con la victoria ante Osasuna ante un Villarreal que comparece como un conjunto de esa zona noble que necesitan los heliopolitanos, por más que Pellegrini y el propio club rehúyan de esa presión añadida.

Joel Robles, entre Carlos Marín y Toni Doblas. Joel Robles, entre Carlos Marín y Toni Doblas.

Joel Robles, entre Carlos Marín y Toni Doblas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios