Getafe-Betis | La previa

Levantarse en un encierro

  • El Betis visita al correosísimo Getafe obligado a dejar atrás la dolorosa eliminación de Vallecas

  • De los últimos cinco envites librados con los de Bordalás, solamente pudo ganar uno

En cabeza del cuerpo técnico, Rubi da indicaciones a sus jugadores durante el entreno de este sábado. En cabeza del cuerpo técnico, Rubi da indicaciones a sus jugadores durante el entreno de este sábado.

En cabeza del cuerpo técnico, Rubi da indicaciones a sus jugadores durante el entreno de este sábado. / José Ángel García

Debe haber hoy en día unos cuantos sitios mejores que el Coliseum Alfonso Pérez para sobreponerse a una crisis. Se puede llamar así, al menos en lo mediático, a lo que el Betis vive desde las 23:45 del jueves. La forma en la que los verdiblancos hicieron añicos el billete a los octavos de final de la Copa no ha desatado un huracán de críticas que quizás no corresponde al juego que vienen desplegando últimamente. Pero sí proporcional a dejar al Rayo hurgar en una eliminatoria que estaba cerrada. Borrar este sonrojante episodio pasar por vencer en Getafe. Aunque es sabido que aquella nunca es una plaza agradable.

No es que el equipo de Rubi vaya a aparecer de primeras como Ryan Reynolds en Buried, pero visitar al de Bordalás en estas circunstancias físicas –con una prórroga aún influyente en las piernas de algunos jugadores– y anímicas puede ser como intentar levantarse en un encierro. El Getafe, que suele conducir el juego a constantes disputas individuales, viene descansado y con moral suficiente para embestir a cualquier adversario. No compite desde hace nueve días. Y en esa última cita pasó por encima del equipo de su localidad vecina, Leganés, con un incontestable 0-3 que además lo aupó a la quinta posición.

Posibles alineaciones. Posibles alineaciones.

Posibles alineaciones. / Departamento de infografía

Ya la temporada pasada, en octubre, le tocó al Betis encarar esta salida con pocas horas de reposo. Aunque en aquella ocasión venía de un feliz viaje a Milán, el resultado sonrió a los azulones, que superaron al conjunto de Setién con los tantos de Jorge Molina y Foulquier (2-0). Y el envite siguió un guión similar al de cualquiera de los que ha disputado el Getafe en las tres últimas campañas. Pues si algo hace bien la escuadra que dirige Bordalás es ordenarse detrás del balón y elegir con tino el momento de saltar a la presión. El timing con el que lo hacen es excelente. Y un buen porcentaje de los goles azulones procede de esos robos en posiciones altas.

Va a ser todo un desafío para este Betis, ya exigido antes de caer con estruendo en Vallecas. La cantidad de puntos que dejó escapar en el primer tercio de la Liga obligan al cuadro heliopolitano a hacer sobreesfuerzos en los meses que restan del campeonato. Bien es cierto que lo que está transmitiendo en las últimas semanas es que puede remontar muchos puestos próximamente. Los partidos ante la Real Sociedad, el Atlético o el Athletic reivindicaron tanto el nivel de la plantilla como el de su entrenador. Pero mientras no lo corroboren fuera de casa, los béticos van a seguir estancados lejos de las plazas de Europa League.

Los de Rubi sólo han ganado dos de los doce encuentros que han jugado esta temporada lejos del Villamarín. Y uno de ellos lo sumaron ante el modesto Portugalete. Sin obtener puntos a domicilio será muy difícil que puedan acercarse a sus objetivos. El del Coliseum es un buen partido para comenzar a torcer esa tendencia, aunque los getafenses únicamente han perdido dos de sus diez encuentros allí esta temporada.

No se esperan grandes cambios en el once con respecto a la formación vista hace siete días frente a la Real, aunque Emerson, que cumple ciclo de tarjetas, dejará su sitio en el costado derecho a Barragán. En el centro de la zaga seguramente arranque Mandi, al que Rubi dio descanso el jueves. Y a su lado estaría Feddal. Aunque igual que el marroquí jugó 120 minutos ante el Rayo, Bartra formaría en esa posición de pivote con tareas mixtas. Parece pronto para que la titularidad en ese lugar sea de Guido Rodríguez. Y aunque Édgar está defendiéndolo con excelencia en los encuentros de casa, Rubi está prefiriendo no sacarlo de inicio en los de a domicilio.

Salvo sorpresa, Canales y Guardado estarán en la zona ancha junto a ese jugador de cierre. Tanto el cántabro como el mexicano viven sus mejores momentos de la temporada. El primero no compareció en Vallecas por motivos personales. Y el segundo sí lo hizo, pero salió a los 63 minutos, por lo que no debería estar tan cargado muscularmente como otros compañeros. Sobre el papel, por delante de ambos formarán Fekir, Joaquín y Loren. Después de haber sido Borja Iglesias titular en los últimos envites importantes, el marbellí podría volver a ser de la partida en el campo del Getafe. Rubi ha declarado en bastantes ocasiones que no lo ve como un suplente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios