Betis-Rayo | La previa

A confirmar la reacción

  • El Betis busca la cuarta victoria seguida como local, segunda en la Liga, para seguir escalando en la tabla

  • La duda de Canales, que ha entrado en la lista, abre el abanico en la medular

Setién dialoga con sus jugadores ayer en el entrenamiento. Setién dialoga con sus jugadores ayer en el entrenamiento.

Setién dialoga con sus jugadores ayer en el entrenamiento. / José Ángel García

El irregular primer tercio de Liga de este Betis de Quique Setién lo obliga a enmendar el camino para llegar a Navidad cerca de esos puestos europeos para los que se ha diseñado este equipo, con lo que la visita del Rayo Vallecano, penúltimo clasificado, se antoja una buena oportunidad para seguir escalando en la tabla. Sería el cuarto triunfo consecutivo del Betis en el Benito Villamarín, el segundo en el torneo liguero, y la confirmación de esa reacción emprendida al menos con los resultados, como apuntó ayer el propio Setién en su conferencia de prensa previa al duelo.

Tras el varapalo sufrido en Villarreal, con uno de los peores partidos de la campaña, el Betis elevó el tono para imponer a Olympiacos, Real Sociedad y Racing de manera consecutiva, aunque las sensaciones dejaron en el aire algunas dudas sobre la consistencia del equipo verdiblanco. Sobre todo en el duelo ante el cuadro donostiarra, el Betis necesitó una dosis de fortuna, a la vez que la inspiración de Pau López, para llevarse tres puntos que otorgaron cierta tranquilidad en la Liga y que deben ser ratificados ante el Rayo para saltar hacia la primera mitad de la clasificación.

La visita del conjunto vallecano, un recién ascendido que ha querido mantener la misma identidad que lo llevó a regresar a Primera, aparece como la más idónea para sumar un nuevo triunfo en casa. El equipo que dirige Míchel, un hombre de la casa de Vallecas, propone un fútbol abierto que presenta sus deficiencias en el sistema defensivo. Esa fragilidad atrás que lo convierte en el segundo equipo que más encaja de la máxima categoría debe ser aprovechada por el Betis para por fin tener una noche tranquila en Heliópolis en la Liga, donde esta temporada sólo ha vencido por la mínima ante Sevilla, Leganés y Real Sociedad.

Setién volverá a colocar su once tipo, tras esas rotaciones en la Copa del Rey que permitieron acumular minutos y oportunidades a los menos habituales. La única duda reside en la medular. A la ausencia del lesionado Guardado se une la incógnita de Canales, que ha entrado en la convocatoria, pese a las molestias que viene arrastrando desde el jueves. Si finalmente el zurdo optase por aguardar unos días más para evitar riesgos, Setién tendría las posibilidades de seguir contando con Javi García en la medular, lo que liberaría a William Carvalho, o incluso apostar por dos delanteros desde el inicio, con lo que Sanabria o Sergio León acompañarían a Loren. Quien seguro que estará entre los elegidos es Lo Celso, el factor más desequilibrante cuando actúa cerca del área rival, ya sea por su visión de juego o por su golpeo con la zurda.

En el Rayo de Míchel tampoco se esperan demasiadas novedades con respecto al once que venció al Eibar en la última jornada. El regreso de Advíncula al lateral diestro se apunta como única novedad de un equipo que posee velocidad en jugadores como Embarba o Álvaro García. Precisamente, el Betis sufrió ante las transiciones de la Real en la última jornada, por lo que el trabajo de los técnicos para corregir ese defecto debe notarse para evitar esa virtud de su rival de esta noche, un Rayo que incluso se ha comportando mejor como visitante, aunque sólo haya sumado un triunfo lejos de Vallecas.

Para la anécdota quedará el regreso de Jordi Amat y también el de Juan Martínez Munuera, quien precisamente en su último partido como árbitro en el Villamarín expulsó al exbético, en un partido que el Betis perdió ante el Athletic en vísperas de Navidad y que generó bastante polémica.

Queda mucho campeonato por delante, pero este Betis que sigue en pie en las tres competiciones necesita continuar dando pasos adelante en la Liga para posicionarse donde se espera de cara al segundo tramo de la temporada. Cuatro victorias seguidas como local despejarían el panorama de ese Setién que llegó a estar discutido y que ante el Rayo tiene la oportunidad de confirmar una mejoría de resultados que devuelva la calma plena a Heliópolis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios