Real Betis-Racing de Santander | La crónica

Lo Celso saca la varita

  • El Betis sella el pase a octavos con el gran jugador argentino en el campo para avasallar a un valiente Racing en la segunda parte

  • La estrategia da el fruto deseado con dos tantos

Canales dispara ante su ex equipo ante la oposición de Quique Rivero y Rulo. Canales dispara ante su ex equipo ante la oposición de Quique Rivero y Rulo.

Canales dispara ante su ex equipo ante la oposición de Quique Rivero y Rulo. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

Expediente cumplido con solvencia por el Betis ante el Racing para pasar de ronda en la Copa del Rey, una competición que ilusiona mucho al bético. Y lo hicieron los verdiblancos demostrando la calidad que tienen en la plantilla y el buen provecho que vienen sacando en las acciones a balón parado, como ya se vio en el gol a la Real Sociedad, con dos tantos de estrategia, otro de penalti y uno nacido en las botas mágicas de Lo Celso, que cambió el partido para su equipo tras entrar al campo. Y todo sin obviar de nuevo la portería a cero en el tercer triunfo seguido de los de Setién en tres competiciones distintas.

Saltó el Betis al campo con su esquema de cabecera, aunque con jugadores colocados en sitios no habituales. Barragán, Mandi –actuaba como pivote en la salida del balón– y Feddal eran los tres atrás, Tello en el carril derecho y Francis en el izquierdo, con Javi García como pivote, acompañado por Kaptoum y Canales e Inui cayendo en la izquierda, con Sanabria solo en punta. Mientras, el Racing salió con las ideas muy claras, presionó arriba al equipo verdiblanco, aprovechando los espacios a la espalda de Javi García –poco ayudado por Canales y Kaptoum en labores defensivas– para robar la pelota y salir a toda velocidad hacia la portería defendida por Joel, providencial en las dos acciones más claras de los cántabros en un primer tiempo que comenzó sin un dominador claro, con acercamientos de ambos equipos a las áreas rivales y hasta con polémica, en un penalti que solicitó el cuadro de Iván Ania en un centro lateral que golpeó en el brazo de Francis (24’). Sin embargo, Estrada Fernández decidió que el juego siguiera. Poco a poco parecía que los verdiblancos se habían hecho con el control del balón, pero un centro envenenado de Enzo Lombardo, muy peligroso siempre en sus acciones, se paseó por delante de Joel Robles sin encontrar rematador, apareciendo los pitos de la parroquia heliopolitana a su equipo.

Fue entonces, al igual que ante la Real Sociedad, cuando el Betis sacó provecho de una acción a balón parado (32’) para marcar. Saque de Tello, Sanabria peina en el primer palo y Barragán engancha un remate que iba fuera y que tras tocar en Jon Ander, en su intento de despeje, acaba dentro de la portería.

El tanto no amilanó al Racing, que dos minutos después de encajar el 1-0, tuvo el empate en una acción de Jon Ander en la que el meta Joel estuvo salvador en la salida para achicarle el espacio del disparo al delantero visitante. Con el partido en una fase con un tanto de locura, Sanabria no aprovechó un magnífico centro de Tello desde la derecha al adelantársele Óscar Gil, con la ayuda de Buñuel. La réplica de los santanderinos llegó a poco para el descanso en un balón que recibió Jon Ander ante Feddal, al que evita en el giro, pero al rematar, con Barragán casi encima para taponar su acción, Joel vuelve a estar rápido para hacerse con el balón. Fue lo más peligroso de un primer tiempo entretenido e intenso.

En la reanudación, el partido fue otro con la entrada de Lo Celso, que está a otro nivel. Aun así, el primero en avisar fue el Racing en una acción de su mejor hombre ayer, Enzo Lombardo, que tras marcharse en velocidad su centro lo desvía a córner Feddal con cierta incertidumbre (52’). El central bético fue protagonista poco después en una acción en la que el colegiado señaló un penalti transformado por Sanabria para hacer el 2-0.

A partir de ahí, ya con Lo Celso al mando, los verdiblancos aprovecharon de nuevo la estrategia para hacer el tercero en un saque de esquina que sacó Tello y Sergio León, en su primer balón que tocaba y adelantándose a su marcador en el primer palo, remató al fondo de la portería. Con el partido roto, el Betis tuvo el cuarto, antes de que lo hiciera Lo Celso, en un gran robo del balón de Sergio León, quien tras internarse en el área le cede la pelota a Inui para que marque, pero éste tiró fuera con toda la portería a favor y el meta racinguista saliendo.

El argentino, con un Racing que dio la cara hasta el último minuto siempre buscando el área verdiblanca, culminó su magnífica segunda mitad con un buen gol, tras recibir dentro del área y amagar dos veces a Jordi Figueras para fusilar a Iván Crespo. Así concluyó un encuentro en el que el Betis tiró de calidad y de la pizarra para sellar su pase a octavos de forma merecida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios