Betis

La trifulca de David Soria con la grada del Villamarín

  • El meta del Getafe se encaró con la zona donde se encuentran los suplentes y los empleados del Betis

David Soria es separado por sus compañeros. David Soria es separado por sus compañeros.

David Soria es separado por sus compañeros. / Antonio Pizarro

No atraviesa un buen momento el Getafe, con su entrenador, José Bordalás, en el alambre y eso se nota en los nervios de los propios futbolistas. El meta David Soria, que acabó molesto con el arbitraje de Estrada Fernández, se encaró al finalizar el partido con la zona de la grada donde se ubican los suplentes y los empleados del Betis durante los partidos, aunque el colegiado catalán no recogió nada en el acta.

Incluso el portero tuvo que ser separado por sus compañeros sobre el mismo césped del Benito Villamarín, después de que se acercara a jugadores del Betis para recriminarles alguna cuestión de la sucedida durante el partido.

David Soria se encara con la grada. David Soria se encara con la grada.

David Soria se encara con la grada. / Antonio Pizarro

Ya se había sentido molesto David Soria con la señalización de los dos penaltis en contra del Getafe, pese a que Patricio Moreno, que ejerció ayer como técnico del Getafe, aseguró que el arbitraje no había influido en el resultado. "El arbitraje no ha influido en el resultado. No puedo entrar a valorar los penaltis porque no los hemos visto repetidos", comentó uno de los ayudantes de Bordalás.

El técnico azulón se encuentra en una situación delicada, tras sumar una nueva derrota ante el Betis. Seis partidos sin ganar, 539 minutos sin marcar gol, el pobre juego demostrado sobre el césped y la cercanía cada vez mayor con el descenso han provocado que la continuidad de José Bordalás en el Getafe penda de un hilo y desde el club madrileño se empiecen a barajar diferentes escenarios.

El club que preside Ángel Torres no quiere tomar decisiones en caliente. Nunca lo hace. La situación que atraviesa el equipo es delicada y por ello, aunque el mensaje que se manda de puertas para afuera es de tranquilidad, la realidad es que a nivel interno la figura de Bordalás ya no es intocable.

El equipo azulón se encuentra en el momento más delicado de la 'era' Bordalás que se inició en octubre de 2016. Encadena seis partidos sin ganar con cinco derrotas (Athletic, Sevilla, Real Madrid, Real Sociedad y Betis) y un empate (Alavés), suma 539 minutos sin marcar un gol y en los tres últimos encuentros solo disparó una vez a puerta.

Los 17 goles a favor en los 24 partidos de Liga disputados le hacen ser el equipo menos realizador de la categoría y esos números le hacen ser el peor Getafe de la historia en Primera a estas alturas de campeonato en sus dieciséis temporadas en la máxima categoría. En total, el conjunto azulón contabiliza esta campaña una media de un gol cada 127 minutos.

Las señas de identidad de anteriores temporadas como las de equipo correoso, difícil de batir o intenso se han perdido y prueba de ello es que de los 24 partidos ligueros disputados la mitad, doce, los ha perdido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios