Sergio Rodríguez, presidente de la Fundación Pfizer “La innovación social es aquella que aporta valor a los pacientes”

  • La Fundación Pfizer cumple dos décadas durante las que ha reorientado su actividad hacia el talento emergente capaz de innovar

Rodríguez durante la entrevista realizada en el CaixaForum de Sevilla, donde se celebró uno de los coloquios organizados para celebrar esta efeméride. Rodríguez durante la entrevista realizada en el CaixaForum de Sevilla, donde se celebró uno de los coloquios organizados para celebrar esta efeméride.

Rodríguez durante la entrevista realizada en el CaixaForum de Sevilla, donde se celebró uno de los coloquios organizados para celebrar esta efeméride. / M.G.

–La Fundación Pfizer cumple 20 años. ¿Cómo valora su actividad en un entorno que ha cambiado enormemente?

–La fundación ha ido evolucionando. Cuando nació el objetivo era acercarnos a la sociedad y poníamos el foco en la salud y, más concretamente, en el envejecimiento saludable. La sociedad evoluciona y la compañía también. Hace tres años le dimos un enfoque más orientado a todo lo que tiene que ver con innovación. Innovación desde el punto de vista científico, que es nuestro ámbito; innovación desde el punto de vista tecnológico e innovación social. Nos queremos acercar a la sociedad sobre esos tres aspectos para ver, como Fundación Pfizer, qué podemos aportar.

–¿De qué actividades se sienten más satisfechos?

–Entre las cosas que trabajamos, lo que más satisfacción nos está generando es un proyecto denominado E–Dea Salud, cuya finalidad principal es apoyar ‘startups’ e impulsar talento innovador en nuestro entorno. La idea es premiar proyectos que tratan de dar soluciones a problemas concretos en el ámbito de la salud.

–¿Cómo define el concepto de Innovación Social aplicado al ámbito de la salud?

–Especialmente, aquella innovación que aporte valor a los pacientes. Y no tiene que ser con base tecnológica o investigación para el desarrollo de medicamentos. Cuando una persona va al hospital, hay muchos aspectos en la vida de esa persona que se pueden mejorar y en los que se puede innovar. Se trata de captar ideas y talento para ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Mas allá de lo tecnológico se trata de ayudar a desenvolverse en entornos complejos.

–¿Ese enfoque sustituye o complementa a lo que siempre se ha llamado Responsabilidad Social Corporativa?

–En mi opinión, es parte de eso. Tratamos de generar debates, discusión. Hay que favorecer la generación de ideas que ayuden a mejorar. Todo eso es parte de nuestra misión como compañía en la sociedad en la que vivimos.

–Como compañía farmacéutica, ¿Cómo se percibe la situación de España para la actividad científica? ¿Es estimulante para la industria?

–En primer lugar, en este país hay mucho talento. Hay científicos con un nivel excelente. Tenemos además una infraestructura sanitaria muy potente. Puede haber cosas que mejorar, pero debemos reconocer que el entorno sanitario del que disfrutamos como pacientes es muy bueno. Todo eso fomenta que haya talento y vocaciones que dan lugar a proyectos interesantes. Nosotros como Pfizer en España somos uno de los principales países en el desarrollo de ensayos clínicos.

–¿Qué factores favorecen esa actividad?

–El motivo es la calidad de los profesionales y de la infraestructura. La capacidad de captar pacientes y la calidad del trabajo que se ha realizado aquí en ensayos clínicos que sabemos que son esenciales para descubrir nuevos medicamentos. Aquí en Andalucía tenemos un centro, el Genyo, que trata de impulsar ese talento. España es un buen campo para seguir desarrollando ciencia biomédica y hay que poner en valor lo que se hace.

–Esa colaboración con instituciones para invertir en proyectos grandes no es muy habitual.

–Cada vez lo es más. La manera de avanzar en investigación es esa: la colaboración entre el sector privado, las instituciones y la academia. Desde ahí es como mejor se puede avanzar. Los entornos colaborativos ayudan a conseguir ser más eficientes y productivos en el trabajo que hacemos. Cuando nos metimos en el proyecto del Genyo para nosotros tenía un sentido muy claro y sabíamos que iba a funcionar. Y así ha sido. Lleva desde el 2010 en activo y es un ejemplo fantástico del tipo de colaboración que nos hace avanzar.

–¿Cómo valora el acceso a la innovación terapéutica en España?

–Es un tema complicado por lo que supone la innovación. Pese a las restricciones presupuestarias, en los últimos años hemos conseguido que la innovación vaya llegando. Nos encontramos en una situación en la que afortunadamente gozamos de estabilidad en toda la normativa que regula el acceso a nuevos medicamentos y establece los precios. Eso ha permitido que la innovación se haya incorporado a pesar de la crisis o los cambios políticos. Ese marco debemos intentar que se mantenga. En comparación con otros países, estamos en una buena situación. Se trata de acercar los nuevos tratamientos y favorecer la sostenibilidad del sistema.

–¿Y en el caso concreto de Andalucía?

–Desde nuestro punto de vista como compañía, e independiente de aspectos de gestión, no hay una situación diferencial o a peor con el resto de España. De hecho, debemos seguir luchando para que en nuestro país, independientemente de la gestión de los servicios públicos, no haya diferencias de acceso o de prestación de servicios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios