sanidad

Sin amenazas para la sostenibilidad

  • El sector farmacéutico plantea la evaluación de resultados y la innovación en la compra como claves para garantizar el futuro del Sistema Nacional de Salud

El gasto farmacéutico es un trozo importante del presupuesto sanitario en España. Casi una quinta parte. Por eso, muchas administraciones tratan de desarrollar herramientas que permitan abaratar la compra de medicamentos. La industria farmacéutica, consciente de que en España es al sistema sanitario público a quien corresponden 7 de cada 10 euros gastados en medicamentos, también trata de aportar soluciones que faciliten el acceso a las terapias. Según explica Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria, "entre un 20 y un 30% de los recursos de todos los sistemas sanitarios se utilizan de manera ineficiente". Urzay, que participó en un encuentro con medios de comunicación celebrado en Ávila, sostiene que un sistema sanitario enfocado en resultados, desde el punto de vistas de los costes y la salud, contribuye a un modelo de calidad sostenible.

En su opinión, el sistema acaba recompensando los resultados en salud y la verdadera innovación. "España cuenta con algunas ventajas para facilitar la implementación de modelos sanitarios enfocados a resultados: existe conexión entre Atención Primaria y hospitales, cuenta con sistemas de receta electrónica e historia clínica digital y es capaz de conocer los costes reales de los procesos", explicó Urzay. Para promover este modelo basado en la medición de resultados en salud, Farmaindustria propone aplicar estándares internacionales basados en el modelo del Consorcio Internacional para la Medición de Resultados en Salud (ICHOM), que plantea alianzas concretas entre líderes clínicos y representantes de pacientes para desarrollar los estándares mínimos de resultados.

Entre el 20% y el 30% de los recursos se utilizan de manera ineficiente

Existe un acuerdo estratégico entre la patronal europea de la industria farmacéutica (Efpia) e ICHOM y ya existen acuerdos firmados en España. concretamente, el Hospital de Cruces y Donostia y el Hospital 12 de octubre de Madrid.

Otro de los aspectos que pueden redundar en las garantías de la sostenibilidad y al acceso a fármacos innovadores procede de los nuevos marcos legislativos. Tanto la ley del año pasado de Contratos del Sector Público como la directiva europea sobre compra innovadora ofrecen nuevos escenarios. Desde que el Hospital Virgen de las Nieves de Granada llevara a cabo el primero, los Acuerdos de Riesgo Compartido son un ejemplo claro respecto a la compra tradicional. Son un ejemplo recurrente en este ámbito y se basan en indicadores de resultados objetivos y medibles que permiten a la Administración pagar por lo que realmente funciona. En opinión de José Ramón Yagüe, director del Departamento de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria, "no hay modelos innovadores de contratación o acceso mejores ni peores, sino soluciones adaptadas a cada situación, características del medicamento y de la patología y pacientes a tratar". De este modo, aboga por "avanzar en nuevos modelos de financiación y formulas innovadoras para la incorporación de los nuevos medicamentos, que tengan en cuenta los resultados en salud y los costes del proceso asistencial".

A la hora de abordar si la innovación farmacéutica pone en peligro la sostenibilidad, Pedro Luis Sánchez, director del Departamento de Estudios de Farmaindustria, cree que "las predicciones de evolución del gasto farmacéutico a corto y medio plazo no son alarmantes". Además, en España se seguirán regulando los precios de los medicamentos. De hecho, la rentabilidad prevista de la I+D cae a pesar de las expectativas de precios. En opinión de Sánchez, también hay que tener en cuenta las patentes que expiran y la aportación de aquellos fármacos innovadores que redundan en el ahorro a medio plazo.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios