Investigación y Tecnología

¿Te haces la víctima? Así afecta a tu cerebro

Mujer triste.

Mujer triste.

El victimismo es una forma de calmar la ira y la frustración. Este tipo de personas tratan de evadir el enfado, pero no se dan cuenta de que es algo que no pueden evitar porque es una emoción como otra cualquiera y tiene que estar ahí. Entonces cuando se "ven acorralados" y se tienen que enfrentar a esa emoción, ponen el foco en otras personas. 

Ahora dale la vuelta a la tortilla. Puede que seas tú quien tengas este comportamiento, tóxico por cierto, pero sientes que "Todo te pasa" y que "No tienes la culpa de nada". Lo más probable es que cuando veas que no sabes cómo asumir tu propia responsabilidad, respondas ofendido ya que, según tu visión, los demás se vuelven agresores y tú siempre eres la víctima de tus propias emociones.

Lo que le pasa a una persona que se hace la víctima es que distorsiona la realidad, interpretándola a su manera, incluso, cuando se trata de comunicación no verbal. Ve malas caras y nota tonos agresivos con ellos donde no los hay ya que suelen ser personas vulnerables que piensan que el mundo debe de ser justo. De forma que cuando ocurren injusticias, se ven sobrepasados porque no son capaces de soportar la visión sesgada que tienen de la realidad. 

El comportamiento victimista normalmente viene inculcado desde la infancia cuando enseñaron que los demás son los culpables del daño que les hacen. No les enseñaron a hacer frente a la frustración, ni al enfado. Por eso, tienen tanto miedo a que la otra persona se enfade porque le inculcaron ese temor a que los demás le puedan hacer daño.

Esto tiene una repercusión psicológica en este tipo de personas y puede producir, a su vez, un efecto bola de nieve porque ser víctima les paraliza y les impide tomar las riendas de tu vida, por lo que adoptan una actitud derrotista que no les permiten solucionar sus propios problemas desde un punto de vista autocompasivo con ellos mismos en donde puedan abrazarse a si mismos y darse ese consuelo que tanto necesitas en ese momento para después seguir adelante.

Comportamiento de víctimas

Hay personas que se hacen la víctima y personas que realmente lo son y que, de verdad, les pasan cosas malas. Estas últimas probablemente no irán lamentándose de las desgracias que les pasen, ni culparán a los demás, dos posturas muy típicas de las personas que se victimizan, pero hay más patrones de comportamientos: 

  • El que cree que le han dañado injustamente. Las personas con mentalidad de víctima siempre tienen la sensación de que han sido tratados injustamente y han sido dañados sin tener ellos ninguna responsabilidad.
  • El que cree que no tiene el control sobre su vida. Como no se sienten capaces de hacer nada, cargan a otras personas con la responsabilidad de lo que tendrían que hacer ellos. 
  • Espera la compasión de los demás. Busca atención y validación constante.
  • Le echa la culpa a los demás. Nunca va a hacerse responsable de nada, ni de sus palabras, ni de sus actos.
  • Es tremendamente dramático. Cuenta una versión exagerada de los hechos porque están acostumbrados a que sientan compasión por ellos. 

Frases para identificar a un victimista

¿Te identificas o identificas a alguien con alguna?

  • "Lo que pasa es que nunca me entiendes"
  • "Siempre soy yo el culpable"
  • "Todo me pasa a mí"
  • "Pero si no he hecho nada"
  • "¿Qué he hecho yo para merecer esto?"
  • "No me valoran"
  • "Nunca voy a encontrar pareja/trabajo/estabilidad"
  • "He tenido muy mala suerte"
  • "Lo he pasado muy mal"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios