Alfonso Carmona, presidente del Real Colegio de Médicos de Sevilla "Los médicos estamos muy mal pagados, cobramos lo mismo que hace 20 años"

Alfonso Carmona, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla. Alfonso Carmona, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla.

Alfonso Carmona, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla. / José Ángel García

"El médico es el pilar esencial de la Sanidad en España y hoy por hoy es quien recibe los palos". Así resume Alfonso Carmona, presidente del Colegio Médicos de Sevilla, la crisis sanitaria que azota el sector en sus versiones tanto pública como privada. 

Sueldos escasos, interminables horas de trabajo, promesas incumplidas y protestas en las calles forman parte de la rutina de los equipos médicos. Carmona define como un "jarro de agua fría" la actitud del Gobierno de Juanma Moreno hacia el sector sanitario. Le recrimina que haya llegado a la Junta de Andalucía "abriendo puertas a la esperanza antes de las elecciones", garantizando cambios tras sus primeros cien días de mandato y que, pasados 400, "no haya hecho nada para mejorar la situación de los médicos". 

Desaprueba que los facultativos, después de estudiar 15 años, continúen "ganando lo mismo desde hace 20, sólo 1.500 euros" y denuncia que han "perdido poder adquisitivo y prestigio social". Además, reprocha a la Junta que "ahora quiera reírse de nosotros subiéndonos el salario un 2%, unos 30 euros". 

Carmona insiste en que, si el equipo de Moreno "no tenía dinero, debería haberlo dicho antes de comprometerse". Sostiene que "hubiera sido mejor establecer una hoja de ruta, aunque fuese a muy largo plazo, pero cumplirla el día fijado".

Sanidad concertada

La concertada también sufre contrariedades. Alfonso Carmona identifica una urgente necesidad de que el Estado tome parte en el problema. En los últimos 15 años el número de pólizas ha pasado de los 3 a los 11 millones, por lo que cree que esta opción sanitaria, "cada vez más importante", debería recibir "mucho más valor".

Considera que el Gobierno central tendría que regular los precios de la Sanidad comúnmente conocida como privada porque, según explica, las aseguradoras reducen el valor de sus pólizas a costa de los facultativos. "Las compañías tienen que hacer las cosas dignamente, no sólo ver los beneficios a final de año sino ofrecer una calidad asistencial de primera" y cuidar a los médicos que la dispensan. "No hay derecho a que cobremos 200 euros por una intervención de prótesis de cadera o entre 7 y 17 euros por una consulta, siendo el doctor quien cubre los gastos de luz, seguro, o limpieza", "no hay derecho a que nos traten así", reivindica. Y añade que, "para ganar dignamente, un médico tiene que trabajar muchas horas".

La fuga de doctores es otro de los problemas más acuciantes. El presidente de la institución entiende esta postura en sus compañeros porque "llevamos 35 años con una Sanidad espectacularmente buena, trabajada por médicos, y estamos mal tratados en la Pública y en la Privada".

El reciente II Congreso Nacional del Ejercicio Privado de la Medicina, organizado por el Colegio de Médicos y celebrada en Sevilla la pasada semana, se ideó para "concienciar a compañías de seguros, grupos hospitalarios y médicos de que hay que establecer un diálogo con el que corregir los defectos que podrían mejorar la vida del médico". Alfonso Carmona asegura que invitó a todas las partes implicadas, insistiéndoles especialmente a las compañías aseguradoras y, de las más de 50 que operan en España, sólo asistieron dos. Esto, además de demostrar un "claro desinterés en el evento, manifiesta indiferencia hacia la mejora de la vida de los pacientes, para la que es indispensable cuidar a sus médicos", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios