Sevilla

Intentan atracar a punta de pistola en una panadería de Montequinto

  • Un delincuente irrumpió armado con un arma de fuego y el otro se quedó montando guardia en la puerta

Carolina, la responsable de la panadería Loly, que ha sufrido el intento de atraco. Carolina, la responsable de la panadería Loly, que ha sufrido el intento de atraco.

Carolina, la responsable de la panadería Loly, que ha sufrido el intento de atraco. / José Ángel García

Dos individuos han intentado atracar a punta de pistola la panadería Loly, uno de los establecimientos más señeros de Montequinto. Los hechos han ocurrido a primera hora de la mañana de este viernes. Sobre las seis y media, un delincuente irrumpió en el negocio empuñando un arma de fuego mientras que el otro se quedó en la puerta vigilando. El ladrón se dirigió a la persona que se encontraba en ese momento en el establecimiento, que estaba sacando piezas de pan del congelador, y le pidió que le entregara el dinero que hubiera en la tienda.

La mujer explicó que en ese momento no había nada dentro del establecimiento. "Yo me coloqué en un rincón. Les dije que mis jefes no me suelen dejar nada de dinero aquí y acabábamos de abrir. No sabría decirlo con certeza, pero juraría que la pistola no era de verdad. Pero tampoco me podía arriesgar y hacerles frente. Cuando les dije que no había dinero se marcharon. Tal como entraron, salieron. Eso sí, yo me llevé un buen susto", dijo a este periódico la responsable del negocio, Carolina, que se ha hecho con la tienda que levantaron sus padres y que ha cumplido ya 45 años en el barrio, en la esquina de la calle Viterbo con la avenida de Montequinto.

Los atracadores iban con las caras tapadas y huyeron en un BMW serie 3. Este coche había sido sustraído unos días atrás en Dos Hermanas y se cree que ha sido utilizado para cometer varios delitos desde entonces. La Policía Nacional ha abierto una investigación sobre los hechos, sin que por el momento hayan sido identificados los autores. La tienda abrió sus puertas con normalidad.

La panadería en la que se ha producido el intento de robo está ubicada a menos de medio kilómetro del supermercado de la cadena Bonsabor de la calle Calígula, donde la madrugada del jueves se produjo un alunizaje y del que sustrajeron todos los jamones que había dentro de la tienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios