Cien años del CEIP Borbolla, el sueño de un alcalde de Sevilla hecho colegio

Este colegio de Nervión cumple el viernes un siglo, que celebra con un acto institucional en el que participarán los descendientes del regidor liberal que da nombre al centro

Noticias sobre educación en Diario de Sevilla

El busto de Pedro Rodríguez de la Borbolla y varias estampas antiguas del colegio.

Cien años de educación pública en Nervión se cumplen este viernes. El CEIP Borbolla celebra su centenario con un acto institucional en el que participarán diversas autoridades, así como descendientes del alcalde liberal que da nombre al colegio. También habrá una exposición posterior para los alumnos de ahora y antes, profesores, padres y demás miembros de la comunidad educativa. Se cumple así el primer siglo del sueño hecho realidad, aunque fuera ya de forma póstuma, de Pedro Rodríguez de la Borbolla Amoscótegui de Saavedra, alcalde de aquella Sevilla del primer cuarto del siglo XX que hizo una apuesta decidida por la educación y la sanidad públicas.

Rodríguez de la Borbolla (bisabuelo del que luego fuera presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla) impulsó la educación creando colegios y arreglando los que había. Lo hizo utilizando edificios municipales para instalar en ellos centros educativos. El actual CEIP Borbolla es uno de ellos. Se ubica en un edificio de 1908 destinado en un principio a fábrica y almacén de harina o de azúcar, según las fuentes que se consulten. Se trata de un recinto alargado de gran tamaño, que actualmente comparten el colegio y el parque móvil del Ayuntamiento de Sevilla.

Juan Talavera Heredia, uno de los principales representantes del regionalismo arquitectónico que tuvo en Aníbal González a su máximo referente, fue el encargado de diseñar el colegio, como arquitecto municipal que era. Hoy el edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). Parte de la historia del colegio Borbolla está recogida en la tesis de la profesora Rosa María Añón, La arquitectura de las escuelas primarias municipales de Sevilla hasta 1937, que luego serviría de base para un catálogo posterior que hizo el Ayuntamiento de la capital andaluza.

"Por ejemplo, hay unas barandas de herrería que las tiene nuestro colegio y otros de Sevilla, porque el arquitecto es común. Don Pedro Rodríguez de la Borbolla fue el impulsor del colegio, pero cuando el colegio arranca él había ya fallecido", explicó a este periódico la directora del centro, Norma Mora. "No tenían muy claro dónde ubicar la exposición iberoamericana de 1929, por lo que hubo retrasos en la licitación y hubo que hacerlo todo a destajo y rápido. Comenzó su actividad en 1924 la parte de párvulos, ahora infantil, aunque luego al año siguiente hubo más obras. Pero ese año ya hubo clases aquí y por eso nosotros hemos decidido celebrar su centenario en 2024".

"Es importante conocer la historia de las cosas. Los colegios también tienen alma y este centenario debe suponer un reconocimiento a una escuela pública de calidad, inclusiva, en la zona de Nervión, donde hay mucha escuela concertada. Es un buen momento para poner en valor nuestra historia, nuestra enseñanza, nuestro alumnado y nuestro edificio, y todo el pasado porque cumplir años es importante", añadió la directora del Borbolla.

La web del colegio recoge una historia del centro dentro de su contexto en el barrio de Nervión, en unos terrenos donados por el marqués de Nervión a principios de siglo. Destaca sobre todo el trabajo de Talavera y "su dedicación a los detalles, describiendo los materiales idóneos para revestimientos y todo tipo de encuentros que indican una preocupación por facilitar la conservación y el mantenimiento". "Con esta obra, parece hacer su tratado personal y un proyecto a largo plazo que trascendería los límites del encargo. Un empeño que sólo puede atribuirse al arquitecto y que contribuye decisivamente a que el CEIP Borbolla siga actualmente en uso y haya llegado a ser uno de los más prestigiosos colegios públicos de Sevilla", apunta este informe.

Hasta cinco descendientes de Pedro Rodríguez de la Borbolla estarán el viernes en el acto institucional conmemorativo del centenario del colegio. También se ha invitado a la familia del escultor Antonio Castillo Lastrucci, autor del busto de Borbolla que preside la entrada principal del centro y que está incluso en el logo del centenario. Es una de las pocas esculturas civiles de un escultor que destacó sobre todo por la imaginería religiosa. El busto ha sido limpiado recientemente con agua a presión y gracias a estos trabajos ha aparecido la firma del autor.

El acto del viernes culmina una serie de actividades que el colegio lleva realizando desde hace tiempo. Una de las que más les gusta a los niños es el llamado árbol del centenario, que se ha creado con las impresiones de las manos de los pequeños y sus profesores en la pared. En las últimas semanas ha habido otros eventos, como el reciente concierto de la Banda Sinfónica Municipal o el proyecto Yo estudié en el Borbolla, en el que antiguos alumnos de todas las edades han enviado fotografías de sus épocas como estudiantes en el centro. Para la tarde del viernes hay prevista una exposición. Por la mañana habrá también alguna sorpresa para los alumnos que, como sorpresa que es, no se puede desvelar.

No hay comentarios
Ver los Comentarios

También te puede interesar

Lo último