Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Sevilla | Respuesta municipal sobre el servicio de Tussam

El gobierno local subraya que cada autobús debe cumplir un límite máximo de viajeros

  • El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, acusa al PP y al sindicato ASC de Tussam de "buscar un titular, una foto o un voto" al difundir una foto con un autobús saturado de viajeros este martes y de hacerlo "manipulando y mintiendo"  

  • El edil recalca que los conductores de autobús deben cumplir "un protocolo estricto" en el límite de viajeros: 25 pasajeros en los autobuses articulados, 20 en los de 15 metros y 15 pasajeros en los autobuses de 12 metros  

El concejal de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, máximo responsable de la gestión del transporte urbano en Sevilla. El concejal de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, máximo responsable de la gestión del transporte urbano en Sevilla.

El concejal de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, máximo responsable de la gestión del transporte urbano en Sevilla. / Belén Vargas

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha subrayado este martes, en relación a las quejas del PP municipal y del sindicato de conductores ASC de Tussam, que la reducción en un 40% en el servicio de Tussam es una medida derivada de una caída de un 90% en el número de usuarios y que responde además a las recomendaciones sanitarias y al Decreto de Estado de Alarma. “Los autobuses sólo están para las personas que lo necesiten dentro de las excepciones establecidas en el decreto. No con carácter general. Por eso el servicio se debe mantener pero ajustado a la demanda real tal y como se ha hecho”, ha explicado Cabrera.

"Los conductores de cada autobús tienen establecida esa limitación de pasajeros y en caso de que se supere sólo tienen que avisar al centro de control, parar de coger viajeros o solicitar apoyo de la Policía para que se desaloje parte del autobús", explica Cabrera

El delegado, que ha analizado los datos de usuarios del transporte público durante las últimas reuniones del comité de seguimiento de la crisis sanitaria por el coronavirus, ha subrayado que la media de pasajeros este lunes en el transporte público fue de 5,6 viajeros por trayecto y que hay un protocolo estricto en cuanto al límite de viajeros que se ha distribuido en todos los autobuses: 15 pasajeros en autobuses de 12 metros; 20 en vehículos de 15 metros y 25 en los autobuses articulados.

Así, los conductores de cada autobús tienen establecida esa limitación de pasajeros y en caso de que se supere sólo tienen que avisar al centro de control y en ese momento parar de coger viajeros o solicitar en su caso apoyo de la Policía para que se desaloje parte del autobús.

“La reducción de la oferta es una medida que estamos adoptando todas las grandes ciudades en estas circunstancias. En caso de que en alguna ruta o franja horaria concreta haga falta se reforzará el servicio. Pero está diseñado para que si hay más demanda ésta se concentre en las paradas y en ningún caso en el interior de los vehículos”, ha explicado Cabrera, quien ha destacado que no se pueden mantener vehículos circulando vacíos que a veces eran usados por personas para realizar trayectos no autorizados de acuerdo con el decreto, especialmente personas mayores.

En relación a las palabras de Beltrán Pérez, portavoz del PP municipal, y del sindicato de conductores de Tussam (ASC), el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores ha señalado que ambos “se califican por sí solos”. “En un momento de crisis la ciudadanía tiene claro lo que piensa de quienes buscan un titular, una foto o un voto. Y más aún si lo hacen manipulando y mintiendo. La ciudadanía está por encima de todo eso, y sabe perfectamente lo que pensar de quienes actúan así en estas circunstancias”.

Cabrera ha lamentado la débil posición del PP, que basa su postura política en una imagen aislada difundida desde un autobús cuyo conductor en ningún momento activó ningún protocolo ni advirtió a la central de que podía haber, si es que eso había ocurrido, más pasajeros de los permitidos. “Dice mucho de un portavoz político que se base en eso sin pedir ni un dato más, ni consultar ni intentar conocer la realidad en un momento de crisis en el que lo importante debería ser el interés general y no tratar de defender un interés particular”, ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios