Sevilla

Cultura solicita al Patronato que justifique la ampliación del Alcázar

  • La consejería estima conveniente que se elabore una propuesta técnica que incluya una planimetría para actualizar el expediente de protección a las casas del Patio de Banderas

Una mujer camina por una de las aceras del Patio de Banderas. Una mujer camina por una de las aceras del Patio de Banderas.

Una mujer camina por una de las aceras del Patio de Banderas. / Juan Carlos Vázquez

La Consejería de Cultura estima conveniente que el Patronato del Real Alcázar justifique la nueva delimitación del recinto para la protección y uso adecuado de los inmuebles del Patio de Banderas, especialmente dedicado a aquellos en los que aparecieron restos del palacio de Al Mutamid, con el objetivo de incrementar el ámbito de actuación incorporando algunas de estas viviendas, aumentar la delimitación de Bien de Interés Cultural (BIC) y, sobre todo, garantizar la debida conservación y acceso público a los restos de enorme valor patrimonial, histórico y cultural.

En el escrito del director general de bienes culturales y museos de la Junta de Andalucía se apunta que es conveniente realizar la delimitación completa propuesta por el Patronato del Real Alcázar. “En relación con su solicitud para la consideración como parte integrante del Alcázar de Sevilla, del Patio de Banderas y otras dependencias, aprobada en Pleno de 27 de julio del corriente de ese Ayuntamiento, le informo de que este centro directivo considera conveniente efectuar la delimitación completa del recinto monumental, dado que no se conserva plano original del momento de la declaración ni descripción literal del inmueble”.

El documento señala que, ya que el Ayuntamiento ha realizado diversas excavaciones y otros estudios específicos acerca del edificio y de las partes que lo conforman, es conveniente que el Patronato del Alcázar elabore una propuesta técnica donde se justifique la delimitación, incluyendo la planimetría preceptiva para la actualización del expediente de protección.

Para el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, el Patio de Banderas es un espacio de “gran importancia y valor social, patrimonial e histórico para la ciudad de Sevilla” que debe tener una “adecuada integración en el Alcázar” y, por esto mismo, su formación presentó una moción en el Pleno celebrado el pasado julio para reclamar una ampliación de la delimitación de la declaración de BIC que posee el segundo monumento más visitado de la ciudad, pues esta catalogación está limitada al Alcázar y sus jardines.

La catalogación de Bien de Interés Cultural está limitada al Alcázar y sus jardines

En esa propuesta, que fue aprobada por todos los grupos políticos, se solicitó la incorporación de determinados inmuebles del Patio de Banderas al Real Alcázar, de forma que se puedan dotar de una compatibilidad de usos que permita que se garantice un uso cultural y llevar a cabo negociaciones y estudios previos para la apertura temporal para visitas organizadas de los hallazgos del palacio más antiguo del recinto.

Esta reivindicación de las casas del Patio de Banderas por parte del Ayuntamiento se trata de una iniciativa histórica que se viene produciendo desde que en 1931 el Estado cedió el Alcázar y los jardines al Consistorio, pero no completó el proceso con esos inmuebles. Desde entonces muchos han cambiado de manos, e incluso se han producido subastas y ventas en su mayor parte en contra del criterio de la Corporación.

El inmueble enclavado en el número 12 será restaurado en las próximas semanas

Un gran descubrimiento para seguir ahondando en la historia y en la construcción del Real Alcázar. Unas obras de restauración y consolidación en las casas número 7 y 8 del Patio de Banderas, propiedad de Patrimonio del Estado, permitieron a los arqueólogos hallar restos del palacio más antiguo del primer recinto de Alcázar a principios de 2015. En concreto, se encontraron los restos de dos arcos de herradura bajo uno de los muros tabicados de este inmueble. El hallazgo fue calificado como “de alto valor científico por su significado a nivel cronológico, constructivo y arquitectónico”.

En los últimos años se han realizado distintas actuaciones de restauración y consolidación en las casas del Patio de Banderas. La próxima será en el número 12. Una Inspección Técnica de Edificios (ITE) realizada hace ahora más de 14 años reveló que el inmueble propiedad de Patrimonio del Estado no reúne las condiciones adecuadas de seguridad, salubridad y ornato público. En el proyecto redactado por el servicio de conservación de la edificación y paisaje urbano de la Gerencia de Urbanismo para mantener las condiciones requeridas de habitabilidad del inmueble se detallan varias deficiencias, como que los muros de carga están afectados por humedades de capilaridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios