Sevilla

Detenido por vender piezas arqueológicas de gran valor histórico a través de internet

  • Las piezas las exponía en conocidas páginas webs dedicadas al coleccionismo y venta de artículos de segunda mano

  • En su domicilio tenía 581 piezas históricas de la época prehistórica, fenicia, íbera y romana

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Sevilla, identificado como J.M.G.O., como presunto autor de delitos contra el patrimonio histórico. El arrestado, que se da la circunstancia de que es licenciado en Geografía e Historia, exponía piezas arqueológicas en conocidas páginas webs dedicadas al coleccionismo y venta de artículos de segunda mano.

Según informa la Benemérita en una nota, la la Operación Ídolo se inició tras recibir denuncia efectuada por un ciudadano a través del portal electrónico colabora@guardiacivil.org en la que se informaba que una persona podría estar vendiendo objetos posiblemente sujetos a la protección del patrimonio histórico.

Se han detectado 9 países en transacciones internacionales, entre ellos Canadá, Japón, EEUU, México y varios países de la UE

La investigación se prolongó durante varios meses en los que se consiguió la plena identificación del autor material de los hechos delictivos y se certificaron las operaciones de compraventa de efectos, piezas y monedas de considerable valor histórico-arqueológico, datados en diferentes épocas, desde la prehistoria a la época fenicia, íbera o romana, los cuales eran ofertados para su venta a interesados tanto a nivel nacional como a compradores de la Unión Europea y resto de países. Según informa la Guardia Civil, durante la operación se han llegado a  detectar un total de 9 países en transacciones internacionales, entre ellos Canadá, Japón, Estados Unidos, México y varios países en territorio de la U.E.

El vendedor utilizaba diferentes apodos o nick webs en los portales de internet, pero que no le sirvieron para que finalmente la Guardia Civil lo haya identificado como presunto autor de delitos contra el patrimonio histórico. 

Una vez localizado el domicilio y demás propiedades del sospechoso, se realizó un registro domiciliario en su vivienda habitual. Como resultado del mismo se procede a la incautación de 581 piezas de valor histórico, datadas en diferentes épocas, como certifican los expertos arqueológicos que acompañan a los agentes en la actuación. También se incauta diverso material electrónico donde se sospecha pudieran encontrarse datos e identidades de interés para la causa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios