Regresa la lluvia a Sevilla

Coronavirus en Sevilla

El Ejército desinfecta Santa Justa y San Bernardo y se plantea hacerlo en el Virgen del Rocío

  • Miembros de la UME limpian las estaciones de tren y piden la colaboración de la población

Miembros de la UME en Santa Justa

Miembros de la UME en Santa Justa / Juan Carlos Vázquez

Los pocos pasajeros que están haciendo uso de los restringidos servicios ferroviarios que se mantienen en Sevilla están asistiendo a escenas por la crisis del coronavirus que parecen sacadas de una película de ciencia ficción. Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), enfundados en sus trajes especiales, están realizando tareas de desinfección en las estaciones de tren de Santa Justa y San Bernado. Al mismo tiempo, se han iniciado contactos con la gerencia del Hospital Universitario Virgen del Rocío para concretar una posible colaboración en el centro, al tiempo que pide colaboración a la población civil, ya que "protegiéndose uno, nos protegemos todos".

Así lo ha resaltado el capitán al mando de los 110 militares y 28 vehículos desplegados en Sevilla, Miguel Ángel Mateo, capitán también del II Batallón de la UME en Morón de la Frontera, quien ha concretado que han iniciado una "entrada progresiva" en la ciudad, de forma que pueden actuar en el futuro en otros lugares, además de los citados, y que ahora mismo realizan funciones de desinfección y de control para que la población civil cumpla la normativa que está en vigor.

En este sentido ha trasladado un mensaje de "confianza, paciencia y solidaridad, que es lo más importante", porque la amenenaza del coronavirus afecta a todos, incluido a ellos. "No olvidemos que esto nos está afectando a todos, tanto a los que estamos colaborando en lo que serían las autoridades, como nuestras propias familias", ha dicho.

Se ha mostrado seguro de que todos los españoles han recibido el mensaje trasladado "con claridad", algo que percibe tanto en su personal, como en la gente que ve en la calle, y cuando ha sido preguntado por el riesgo que corren exponiéndose a la enfermedad, le ha restado importancia. "Es una misión más. Algunos hemos estado en el extranjero, también en territorio nacional en incendios, inundaciones. Esto es una misión más que cumplimos con rigor y el mismo entusiasmo que el resto", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios