Madre de Marta del Castillo Eva Casanueva: "Ahora se habla mucho de memoria histórica, pero yo sigo sin saber dónde está mi hija"

  • Una década después del asesinato de Marta, sus otras hijas han crecido y ya no tiene que disumilar "lo destrozada que estoy"

  • Con el tiempo ha asumido que ya nunca serán una familia normal y que indultaría a Miguel Carcaño a cambio de saber dónde está el cuerpo de su hija

  • La entrevista inicia la andaduda de la Escuela de Reporteros de Andalucía, iniciativa de Blogosur 

Entrevista a Eva Casanueva, madre de Marta del Castillo

Eva Casanueva hace una década que perdió su identidad para pasar a ser la madre de Marta del Castillo. Sincera y serena se ha prestado a contestar las preguntas de un grupo de jóvenes, alumnos de la Escuela de Reporteros de Andalucía que promueve el Grupo Blogosur. Una entrevista que se ha convertido en un homenaje a una madre que, a pesar de su sufrimiento, siempre ha mostrado disposición y entereza para atender a los medios de comunicación y a todos las personas que se acercan hasta su familia para darles aliento en un caso que no tiene final. El cuerpo de la joven sigue sin aparecer una década después y sólo Miguel Carcaño permanece en prisión tras un juicio fallido para la familia. 

A través de un vídeo, tanto su marido, Antonio del Castillo, como su padre, José Antonio Casanueva, han querido también glosar la figura de una mujer que, según sus palabras, "murió aquel 24 de enero". Una Eva familiar y muy feliz que se ha ido amoldando a las circunstancias, fundamentalmente, "porque tengo a otras dos hijas que ya bastante desgracia han tenido con perder a su hermana".

No cree en la política, sólo en las personas. Y ha lamentado el juicio que tuvieron los implicados en el caso de Marta del Castillo. "La sentencia no fue del agrado de casi nadie", ha apuntado y se ha referido, a preguntas de los entrevistadores, al caso de María García Mendaro, la novia del hermano de Miguel Carcaño y el trato que tuvo en los tribunales. "Para bautizarte tienes que tener un padrino", ha apuntado. 

Eva Casanueva asegura que la fe es lo único que le ha dado sentido a su vida y ha recordado lo duro que fue decirle a sus hijas que su hermana no iba a volver. 

El de Marta del Castillo es un caso de película y ha admitido que se lo han llegado a proponer: "Pero es que el caso no tiene final", ha apuntado la madre, asegurando que a su familia no les importa que hagan alguna ficción sobre la muerte de su hija. "A Marta siempre se le ha tratado desde el cariño". 

¿Sería un buen final el anuncio de la repetición del juicio? "Yo he perdido la fe en la Justicia. El mejor final sería poder enterrar a mi hija, tenerte que levantar y acostar pensando dónde puede estar el cuerpo de mi hija...", ha apuntado Casanueva.

La madre de Marta del Castillo ha confesado cómo el día antes del juicio al Cuco le puso un chaquetón de su hija, con su perfume, que era muy particular para ver si eso removía en él algo. No lo consiguió. "Yo tengo a mi hija pequeña que heredó el aroma de vainilla, el perfume que usaba su hermana, y he ido superándolo".

Durante la entrevista, las redes sociales han ido recogiendo mensajes de apoyo y cariño para Eva Casanueva, que ha recordado cómo sigue recibiendo cartas incluso desde el extranjero, como es el caso de una niña de Luxemburgo, que ahora tendrá 17 años. 

¿Indultaría a Carcaño a cambio de saber dónde está tu hija? Eva Casanueva ha sido tajante: "Puede ser que el que está en Herrera de la Mancha no fue el que mató a mi hija. Él no actuó solo. Sí que lo cambiaría. Me atrevo a decir que su hermano actuó con él, lo pensamos la familia y mucha gente de esta sociedad". 

Casanueva no ha evitado emocionarse en varios momentos de la entrevista. "Yo hubo un tiempo en el que  me hubiera puesto delante de Carcaño y le hubiera rogado, de hecho le escribí una carta, pero ha llegado el momento en el que vi que no merecía la pena, ha mentido mucho. Cada mentira que decía era un dolor añadido a  nosotros", ha explicado a los alumnos de la Escuela de Reporteros.

"Mi dolor no se apaga, él lo sabe pero sigue con su vida y algún día saldrá y no le importará nada", ha comentado. "Es un ser que no voy a perdonar en la vida, lo hubiera hecho si lo que pasó aquella noche hubiera acabado de otra manera, si hubiera sido un golpe accidental... pero los hechos que sucedieron no merecen perdón". 

Eva Casanueva, durante la entrevista. Eva Casanueva, durante la entrevista.

Eva Casanueva, durante la entrevista. / Manu Socarrás

Con mucha sinceridad Eva Casanueva ya asegura que no hubiera sido tanta presión mediática como hubo, su hija hubiera sido una deseaparecida más. "Lo único que me ha dolido de la prensa era ver la foto de Marta encima de Miguel, en un cumpleaños, se reiteró mucho con esa foto y eso no me gustó". 

La madre de Marta ha recordado cómo un matrimonio que fue a su casa le recomendó que saliera a la calle y se pusiera delante de una cámara. "Me levanté de la cama, pero lo hice por mi hija, para que siguieran buscándola". 

Eva Casanueva ha confesado que le encanta ver a los amigos de su hija, porque la ve proyectada en ellas. "En mayo fui a la boda de una amiga suya y sé que ella nunca se va a poder casar, pero me la imagino", ha comentado emocionada. 

¿Cuándo dejó de gustarle Miguel Carcaño? "Fue cuando volvió a su domicilio de León XIII, donde vivía con su madre, cuando empezó a no gustarme. Él vendía la imagen de niño huérfano... una vida que era mentira", ha comentado Casanueva que preguntó en el barrio por él y una señora en un bar le dijo que "para como era la madre demasiado bueno había salido".

La entrevistada ha confesado que cuando ocurrieron los hechos Marta estaba tonteando con otro niño. "Yo creo que él fue un intento de agredir a mi hija, que se negó. Pero no me cuadraba el tema del hermano. Una persona con 40 y tantos años, su vida resuelta, un hermano sin feeling... no creo que iba a arriesgar toda su garantía de vida por proteger a un hermano que ni siquiera trataba", ha comentado asegurando que se cree más la versión de que fue su hermano y no Miguel.

Cuando la gente se pregunta cómo soportan la presión si haber cogido una escopeta y haberse tomado la Justicia por su mano y ellos siempre responden que tienen otras dos hijas.  "Lorena y Mónica han salvado la integridad física de los implicados en la muerte de Marta", ha admitido.  "Mi marido suele decir que si se hubiera cargado a uno ya estaría en la calle porque han pasado dos años. Pero eso no se debe hacer, es normal que un padre de familia lo piense y te lo diga, pero eso no se puede hacer".

"No sé a qué puerta llamar, qué hacer para saber dónde está el cuerpo de mi hija". "La Prensa ha hecho mucho porque ha mantenido vivo el recuerdo de mi hija", ha agradecido Eva Casanueva.

Eva Casanueva ha hablado desde el lado más familiar y humano del caso de su hija y de su vida. Ha admitido que le gusta ver fotos antiguas, los momentos en los que eran una familia normal. "Ahora lo intentamos pero no lo conseguimos. Perder un hijo es antinatura. El dolor es el mismo pero a nosotros se nos añade no saber dónde está. Hubiera preferido que mi hija muriese en la cama de un hospital", ha apuntado.

"Se habla ahora mucho de la memoria histórica, yo lo entiendo perfectamente. Yo sólo hace 10 años que perdí a mi hija y también quiero saber dónde está mi hija", ha comentado Eva, soñando con ese día. 

Los alumnos de la escuela le han entregado un detalle, un ramo de flores agradeciendo que amadrine a este proyecto formativo. La charla está moderada por Fernando G. Haldón y puede seguirse desde el canal de Youtube de la Escuela de Reporteros de Andalucía, así como desde la web de Diario de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios