La inversión estimada roza los 60 millones

Espadas proyecta reutilizar tres antiguas naves para fomentar el empleo

  • El Ayuntamiento trabaja para poner en marcha centros ligados a la economía circular en Hytasa, a la innovación tecnológica en San Jerónimo y al emprendimiento en Santa Bárbara

Fachada de las antiguas naves de Renfe, en el barrio de San Jerónimo. Fachada de las antiguas naves de Renfe, en el barrio de San Jerónimo.

Fachada de las antiguas naves de Renfe, en el barrio de San Jerónimo. / D. S.

Poner en uso tres antiguas naves de la ciudad para fomentar el empleo. Esta es la idea en la que trabaja el gobierno socialista para abrir centros ligados a la economía circular en Hytasa, a la innovación y la investigación tecnológica en San Jerónimo y al emprendimiento en Santa Bárbara. La inversión estimada roza los 60 millones, y la intención es que los tres proyectos sean financiados con los fondos europeos denominados Next Generation. Los destinatarios son empresas de industrias de tecnologías limpias, emprendedores y los sectores más afectados por la crisis generada con el coronavirus. La previsión es crear 945 puestos de trabajo a tiempo completo.

El proyecto más avanzado es en las antiguas naves de Hytasa, que recuperarán su actividad original. El Ayuntamiento pretende liderar la dinamización de esta finca de titularidad pública actuando de modo de entidad tractora para atraer actividad industrial de primer nivel a estas instalaciones que en la actualidad están infrautilizadas.

¿Cuáles son las actividades previstas en el conjunto fabril levantado por el arquitecto sevillano Juan Talavera Heredia? La recuperación integral del espacio y puesta en valor de todo su potencial industrial para cooperar de esta forma a la rehabilitación social y económica y laboral de los barrios que la rodean (dos de las barriadas más deprimidas de España); generar una experiencia pionera que revalorice un espacio industrial histórico de la ciudad, atrayendo nuevas empresas industriales desde actividades no contaminantes intensivas en conocimiento y empleo de calidad; desarrollar una experiencia piloto que pueda crecer y recuperar los 150.000 metros cuadrados de naves infrautilizadas en la zona; y situar a la ciudad como un referente mundial en la localización de los ODS, el cumplimiento del manifiesto de Sevilla por la economía circular y las estrategias europeas por una economía baja en carbono y sostenible integralmente.

El proyecto de economía circular en el complejo Hytasa incluye dar respuesta a las necesidades operativas del propio Ayuntamiento y sus empresas, como nuevas instalaciones de Lipasam o un vivero de empresas industriales; que las administraciones públicas actúen de entidades tractoras de un cambio industrial en la zona y en la ciudad; generar nuevas metodologías basadas en la innovación con fuerte minimización del riesgo, máxima optimización de las inversiones y maximización de los resultados de generación de valor y empleo; la creación de un sistema de reindustrialización de zonas degradadas de la ciudad, con nuevos modelos de negocios basados en actividades limpias, verdes y de impacto social; la atracción de nuevas empresas que con inversiones moderadas puedan generar empleo para dos colectivos de alta y baja cualificación; un modelo de nueva gobernanza público-privada (innovación social más innovación tecnológica); contactar con la relación de industrias que podrían instalarse en Hytasa; y la creación de un vivero de emprendedores de industrias limpias.

La previsión es crear 945 puestos de trabajo a tiempo completo

El Ayuntamiento pretende con este proyecto impulsar la recuperación integral de este espacio industrial para cooperar de esta forma a la rehabilitación social, económica y laboral de los barrios que la rodean (Cerro del Águila y Su Eminencia); generar una experiencia pionera que revalorice el inmueble atrayendo nuevas empresas industriales desde actividades no contaminantes intensivas en conocimiento y empleo de calidad; y desarrollar una experiencia piloto que pueda crecer y recuperar los 150.000 metros cuadrados de naves infrautilizadas en la zona.

El centro de innovación tecnológica Talento Sevilla será la segunda fase de la transformación de las naves de Renfe en San Jerónimo. Son muchas las actividades previstas en las instalaciones. La fundamental es crear un centro de innovación social y tecnológica que ponga todas las potencialidades de la inteligencia artificial y la Big-data al servicio del empleo de calidad en la ciudad. Ese espacio deberá generar sinergias con el centro ya proyectado en la otra parte de las naves donde se ubicará Sevilla Futura y con el centro de recursos empresariales CREA, desarrollando un polo conectado con el Parque tecnológico de la Isla de la Cartuja.

El gobierno socialista pretende que el centro de innovación tecnológica promueva la retención y atracción del talento a través de incentivar la preparación, orientación y activación de los nuevos yacimientos de empleo; fomente la creación de nuevas empresas en sectores claves en las nuevas economías relacionadas con el sector de la informática y el 5G; investigue y prevea nuevas tendencias en el mercado laboral; cree un ecosistema de cooperación intersectorial con base tecnológica; fortalezca la innovación de cuádruple hélice, empresas, universidades, entidades públicas y sociedad civil fomentando la participación ciudadana y el fomento de nuevas formas de cooperación; y genere metodologías de innovación abierta y responsabilidad social.

El principal destinatario son las empresas de industrias de tecnologías limpias

En el proyecto sobre las futuras actividades previstas en ese espacio que estará en el interior de las antiguas naves de Renfe aparece mejorar la eficiencia y la eficacia de la intermediación laboral local y orientar las necesidades de capacitación de competencias transversales y especificas para una mejor planificación de los programas municipales y sectoriales; crear un multicentro para reunir a una serie de plataformas locales temáticas (empresas, asociaciones, departamentos de universidades, entidades públicas, sindicatos, ciudadanos, etc.) que puedan usar estas instalaciones a modo de centro de formación, experimentación, investigación, prototipado, incubadora de emprendimiento, intermediación laboral o cooperación comercial.

Otra de las ideas es que sea un centro biocatalizador de tendencias de nuevos yacimientos de empleos y emprendimiento relacionado y potenciados con las nuevas tecnologías, además de un espacio vertebrador de la cooperación público-privada-ciudadana. Se desarrollarán plataformas tecnosociales sobre videojuegos, ciberseguridad, blockchain y agroecológica urbana. Además, contará con un sistema para la recuperación de empresas por parte de los trabajadores, la búsqueda de soluciones a empresas en crisis, o en quiebra de la ciudad, y el reciclaje a otras actividades de trabajadores de sectores en crisis.

En una primera fase, las antiguas naves de Renfe se convertirán en sede de la iniciativa de tecnología e innovación abierta Sevilla Futura, impulsada por el Ayuntamiento junto con 16 compañías de primer nivel y cinco instituciones públicas. Además, este proyecto tiene una importante dimensión social, al contribuir a reactivar la anexa barriada de la Bachillera y, por extensión, al conjunto de San Jerónimo, conforme a los criterios y filosofía que marcan los fondos Edusi.

Tras la propia rehabilitación del edificio enclavado en San Jerónimo, otra obra prevista consistirá en la instalación de energía solar fotovoltaica para el autoconsumo de electricidad con cargo a una financiación europea de 723.200 euros. Finalmente, la última actuación prevista es la instalación de geotermia para su climatización.

La tercera nave que Juan Espadas proyecto recuperar es la de Santa Bárbara. El proyecto contempla la rehabilitación del centro permanente de formación con una reforma del espacio para adecuarlo a aulas de teoría, prácticas, salas comunes, salón de jornadas y clases magistrales. Aulas específicas para cursos de especialización. En el inmueble se impartirán cursos relacionados con los cuidados y economía plateada, y con el reciclaje y destrucción de los materiales. Además, se impulsará la lucha contra la economía informal y el empleo precario, y fórmulas pioneras de las tareas que podrían hacerse a través de medios informáticos o recursos distintos a la atención directa: realidad aumentada, virtual, teleasistencia o videoasistencia.

La Gerencia de Urbanismo aprobó hace mes la modificación provisional del PGOU para la redelimitación del ámbito del ARI de Santa Bárbara, en Nervión, con el objetivo de acatar una sentencia excluyendo una finca y al mismo tiempo realizar una ordenación pormenorizada del sector que permita su desarrollo. Tal y como se programó en el Plan General de Ordenación Urbanística este complejo militar, ubicado frente a la Fábrica de Artillería, se transformará en una zona residencial para 102 VPO y 174 viviendas de renta libre, con equipamientos, zonas verdes y espacios libres para el distrito.

La ordenación pormenorizada de la modificación del PGOU establece un diseño que respeta como edificio principal de referencia el taller de montaje de la Fundición de Artillería. Este edificio mantiene una protección de nivel C por lo que debe ser rehabilitado respetando la estructura metálica interior y la cubierta, los muros de carga perimetral y la fachada y los elementos decorativos y cerrajerías. Este edificio formaría parte del espacio reservado para equipamientos SIPS.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios