TIEMPO El tiempo en Sevilla pega un giro radical y vuelve a traer lluvias

Sevilla

Las farmacias de Sevilla a favor de la regulación del precio de los test de antígenos aunque "llega tarde"

El farmacéutico sevillano Julio Cansino muestras dos ejemplares de test de antígenos a la venta.

El farmacéutico sevillano Julio Cansino muestras dos ejemplares de test de antígenos a la venta. / José Ángel García

Comprar un test de antígenos ha pasado en pocas semanas de ser una auténtica carrera de obstáculos a convertirse en un artículo de lujo por su elevado coste. Hasta este sábado. El Gobierno ha decidido poner tope a los precios de estas pruebas por las que se ha llegado a pagar hasta 12 euros en las pasadas navidades, cuando se convirtieron en una verdadera necesidad social.

A partir del 15 de enero, cuando entre en vigor la medida, los test, que se van a seguir vendiendo de forma exclusiva en las farmacias, no podrán costar más de 2,94 euros, que es el precio acordado por la Comisión Interministerial de los Precios de los Medicamentos, órgano colegiado del Ministerio de Sanidad del que forman parte otros ministerios y las comunidades autónomas, tras haberse disparatado estas fechas navideñas en la que su demanda se ha multiplicado ante el incremento de los contagios.

La medida, anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, días atrás tras la subida registrada a raíz del problema de desabastecimiento por el incremento de la demanda de estos test durante las Navidades, se hará efectiva así el 15 de enero tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y, según dijo ayer la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tiene como objetivo principal "fijar un precio lo más asequible posible, atendiendo siempre al equilibrio necesario para que el producto esté disponible en el canal farmacéutico".

Según detalló en rueda de prensa, los criterios para fijar esos 2,94 euros de precio máximo han contemplado, entre otros, el coste que tiene en otros países. "Se han considerado los precios de venta desde julio, cuando se puso el producto en el mercado en España, hasta la fecha. Hemos considerado el margen en el marco comercial de las farmacias y esto, considerando que el producto está exente de IVA, nos ha dado una orientación", explicó.

Las farmacias asumen los precios

Aunque el precio fijado por el Gobierno supondrá que la mayoría de las farmacias tendrán en este momento que dispensar estos productos sanitarios por debajo de su precio de coste, la restricción de precios de estos productos ha sido aplaudida por buena parte del sector farmacéutico, que ve necesaria esta medida aunque consideran que llega "tarde" y debería haberse puesto en marcha antes de la Navidad, cuando su demanda creció ante el gran aumento de casos de Covid-19 por la llegada de ómicron, y así se hubieran evitado "muchos problemas", destaca desde el Colegio de Farmacéuticos de Sevilla su presidente, Manuel Pérez, por un "desabastecimiento irregular" que, manifiesta, "ha repercutido en un aumento de precios que ha tenido que pagar el paciente".

Llegados a este punto, asegura, no obstante, que "la profesión farmacéutica asumirá el precio fijado por la responsabilidad y por la vocación sanitaria y de servicio que siempre le ha guiado y que ha demostrado de forma muy contundente en estos dos años de pandemia".

Una percepción que es generalizada en el sector farmacéutico, que ve la regulación de precios de venta "una buena medida" porque favorece el acceso universal a los test de antígenos a unos "precios razonables", pero hay matices.

En la Farmacia Cansino, en Castilleja de la Cuesta, comprar un test de antígenos a principios de diciembre costaba 3,95 euros. "El abastecimiento era normal y apenas se vendían 10 ó 15 test al mes", asegura su titular Julio Cansino.

En pleno pico de ventas, entre la Nochebuena y la noche de Fin de Año, y en un momento de desabastecimiento generalizado por el boom de la demanda, han llegado a costar 8,95 euros. Ahora, con el mercado "normalizado" y hasta el sábado que entre en vigor este coto impuesto por el Gobierno, su precio ha bajado a 5,50 euros

"Llegó un momento en el que el farmacéutico entró en una dicotomía entre vender estas unidades caras para poder sacar rédito, porque a nosotros nos han llegado a costar hasta seis euros de precio de costo, o no comprarlos y desatender a la ciudadanía, con la creciente presión social que teníamos", indica.

Para él, que ha llegado a vender en las últimas semanas en días puntuales una media de 200 pruebas de autodiagnóstico diarias, la regulación de los precios llega "muy tarde". "Es un déjà vu de los que pasó con las mascarillas a principios de la pandemia. Llevamos reivindicando esta regulación desde hace mucho tiempo y se hubieran evitado muchas situaciones innecesarias", destaca el boticario. 

Por otro lado, Cansino echa de menos "más unidad" en la gestión sanitaria de la pandemia por parte de las farmacias. "No es normal que las farmacias estén comunicando los positivos en unas comunidades autónomas y en otras no. La gente ve esos titulares en los medios y se confunde y me llegan a mi aquí con su test positivo para que yo lo comunique a Salud. No podemos tener 17 modelos farmacéuticos distintos en España", se lamenta.

Igualmente, reivindica la regulación del precio de estas unidades desde su origen, desde el precio de costo, para que el sector no salga perjudicado por los nuevos precios. "Yo he llegado a comprar test a siete euros y prácticamente los he vendido a precio de costo. A cualquier sector que se le diga esto se echa las manos a la cabeza.

Y ahora que se está regulando el mercado, esto va a coger a compañeros que se han dotado de unidades a un precio alto y que las tienen que vender muy por debajo de su precio de adquisición. No vale con regular sólo el precio de venta al público", reprocha el farmacéutico, que asegura que las cooperativas, a día de hoy, mantienen sus precios por encima del máximo de venta impuesto por el Gobierno. "O vendemos a precio de costo o perdemos dinero. Los farmacéuticos no somos especuladores, nos estamos dejando la vida por los ciudadanos. Que nadie se piense que el boticario se está haciendo de oro con esto", defiende.

La intervención de precios, algo "natural"

De otra opinión es su compañeros de profesión, Joaquín Venegas, titular de la Farmacia Pino Montano, que afirma que regular ahora el precio de los test de antígenos es una "buena medida" que se toma en un momento "clave", en el que ya se ha normalizado la oferta, y que "ha permitido que en España se vendieran estas pruebas durante las navidades".

"La intervención de precios era algo que estaba claro, y era lo lógico y normal, y lo deseable por el sector. Que se haga ahora es apropiado debido a que si se hubiera hecho en momentos de muchísima demanda y poca oferta nos hubiéramos quedado completamente desabastecidos porque si estaba demandando toda Europa y aquí en España hubiéramos tenido un precio máximo establecido, a los proveedores no les hubiera interesado vender aquí", destaca.

En esta botica, el pico máximo de ventas se dio los días 22, 23 y 24 de diciembre, "cuando durante las 12 horas de atención al público no se vendía ni se preguntaba por otra cosa", destaca el farmacéutico, que nos desvela el número total de test que ha vendido en todo este periodo, pero que asegura han rondado "varios centenares". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios