Sociedad

Por qué España se niega a vender los test de antígenos en los supermercados

Existen diversas razones por las que algunos países pueden vender antígenos en supermercados

Existen diversas razones por las que algunos países pueden vender antígenos en supermercados / Antonio L Juárez

Los antígenos se han convertido en uno de los productos más demandados en la actual pandemia. No obstante, dentro de esta demanda, cada país cuenta con diversas opciones para su adquisición. En el país vecino, Portugal, por ejemplo, este tipo de pruebas son totalmente gratuitas al igual que en Reino Unido; mientras que en Alemania pueden adquirirse en los propios supermercados a un precio cerrado.

El caso de España es distinto: no puede vender antígenos en supermercados o grandes superficies destinadas a este tipo de servicios porque el Real Decreto 1662/2000 de 29 de septiembre no lo permite. Esta normativa sobre productos sanitarios establece que  "la venta al público de los productos para autodiagnóstico se realizará exclusivamente a través de las oficinas de farmacia".

No se contempla la opción de modificar la ley 

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha confirmado que la posibilidad de comenzar a vender estos productos en este tipo de locales comerciales ni siquiera existe a día de hoy. La información llega tras el ofrecimiento de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, Anged, de realizar la venta de estas pruebas en su red de establecimientos, como El Corte Inglés, Ikea o Carrefour. El Ministerio ha agradecido la disposición pero ha declinado la oferta.

La propia organización de empresas ha señalado que en países como Portugal o Francia estos autotest se encuentran disponible en supermercados; lo cual además de facilitar su adquisición, también sirve para evitar especulaciones con los precios, pudiendo mantener uno estándar en todo el país. Por contra, se encuentra el Real Decreto, pero además el Ministerio recalca que los farmacéuticos garantizan un trato de garantía. Sumado a todo ello, se une el hecho de que no va a haber problemas en la adquisición de estas pruebas dado que nuestro país cuenta con multitud de farmacias en todo el territorio.

Aún así, el Ministerio de Sanidad no se cierra en banda a que en un futuro, quizás no muy lejano, este tipo de pruebas se puedan comenzar a vender en los supermercados, tal y como acabó sucediendo con las mascarillas. Por otra parte, la ministra Carolina Darias ha confirmado que el Gobierno rebajará y estandarizará el precio de los test de autodiagnóstico al costo más bajo posible. Además, durante su comparecencia tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud recordó que existen hasta 40 marcas de test de antígenos autorizadas. 

Por otro lado, la propuesta del Gobierno de España cuando termina la sexta ola es comenzar a tratar al coronavirus como una enfermedad endémica por lo que el uso de este tipo de test caería en desuso, al no ser necesarios tal y como sucede con los pacientes contagiados con el virus de la gripe. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios