corpus 2017 · la corporación municipal y la homilía del Arzobispo

Frialdad a 30 grados

  • Los ediles pasan casi desapercibidos por un público que mostró en todo el recorrido su fervor y devoción al Ejército.

  • Espadas y Asenjo intercambiaron elogios al finalizar el cortejo.

El cortejo del Corpus discurre por una Plaza de San Francisco desangelada de público, en la que incluso quedaron decenas de sillas vacías. El cortejo del Corpus discurre por una Plaza de San Francisco desangelada de público, en la que incluso quedaron decenas de sillas vacías.

El cortejo del Corpus discurre por una Plaza de San Francisco desangelada de público, en la que incluso quedaron decenas de sillas vacías. / Juan Carlos Vázquez

Frialdad es una de las palabras que mejor resume la segunda puesta en escena del gobierno socialista de Juan Espadas en la procesión del Corpus Christi. Fueron muy reducidos los saludos (no hubo ningún aplauso) entre los ediles y el público a lo largo del recorrido. "Soy más un gestor que un político", apuntó esta semana el alcalde durante el balance que realizó de sus dos primeros años en el sillón de la Alcaldía. Este análisis que se hizo de sí mismo tuvo un claro ejemplo práctico durante la procesión. El primer edil no fue el único que pasó (casi) desapercibido por los asistentes de un paseo que estuvo desangelado hasta la Plaza del Salvador. Le pasó al líder popular de la oposición y al portavoz de la formación naranja. La dificultad de darse a conocer en esta ciudad. Las ovaciones de hace poco más de un lustro brillan por su ausencia ahora. El aplauso fervoroso y devocional del público se lo lleva el Ejército. Nadie aprobó el barómetro anual del Corpus. Frialdad a 30 grados.

Hay pautas que empiezan a convertirse en tradición. Segundo año en el que no se realizó la procesión civil. Tenía lugar en los momentos previos a la celebración religiosa cuando el cortejo de la corporación municipal marchaba desde el andén del Ayuntamiento a la Catedral (y viceversa) a los sones del pasodoble No&Do interpretado por la banda municipal. Desde un banco lateral presenciaron los concejales la misa celebrada en el altar del jubileo y presidida por el arzobispo Juan José Asenjo, y el tradicional baile de los seises ante la Custodia que labrara Juan de Arfe. Espadas les entregó el denario con el que la Corporación municipal recuerda el donativo que se daba antiguamente a los niños que bailan ante el Santísimo. En el mandato anterior no se realizó por expreso deseo del Cabildo, que consideró que no era oportuno, ya que el Ayuntamiento no contribuía con esa costumbre desde hace varios años.

Un ventilador colocado en uno de los bancos del altar mayor de la Catedral logró mermar algunos grados la temperatura de los asistentes. Una mesa de madera repleta de botellas de agua proporcionó un avituallamiento a los ediles segundos antes de salir por la Puerta de San Miguel. Otro alivio momentáneo para combatir la subida del mercurio que te aporta también la indumentaria que fija el protocolo. Una segunda tradición desde la llegada de los socialistas al gobierno municipal es el emotivo saludo que protagoniza el concejal de Fiestas Mayores (Juan Carlos Cabrera) con sus dos hijas menores cuando la comitiva discurre por la Avenida la Constitución.

No se oyeron gritos fuera de tono hacia los distintos miembros de la Corporación municipal, que cerraban el desfile tras la Custodia y el arzobispo. Javier Millán caminaba a la misma altura que Alberto Díaz, varios metros delante de Espadas, que iba a la par con la primera teniente de alcalde, Carmen Castreño, y Cabrera. El alcalde intercambió con ambos comentarios relajados en varios puntos del camino. A la altura de la portada que simboliza este año la fachada de la parroquia de San Gonzalo, los cinco ediles se apiñaron en los pocos metros que aportaba su sombra. Entre los espontáneos una señora mostró su cariño al primer edil: "Espadas, aquí te queremos mucho". Corre algo de brisa. Lo celebra el escaso público congregado en la Plaza de San Francisco.

El prelado hispalense y el alcalde se estrechan la mano al finalizar la celebración religiosa. El prelado hispalense y el alcalde se estrechan la mano al finalizar la celebración religiosa.

El prelado hispalense y el alcalde se estrechan la mano al finalizar la celebración religiosa. / Juan Carlos Vázquez

Se estrecha el recorrido. El cortejo llega ante el número 65 de Sierpes. Fachada del Círculo Mercantil. El edil de Fiestas Mayores explica al alcalde que la Hermandad de la Divina Pastora de Santa Marina logró el primer premio en el concurso de los altares. "Espectacular". El comentario de Espadas a Castreño es compartido por el resto de los concejales. Algo similar ocurrió minutos después en el número 35 de Francos. Casa Rodríguez se alzó con la victoria en la categoría de balcones. Hay más público. Antes llegaron a la Plaza del Salvador. Decenas de coloridos abanicos eran movidos en la acera donde pegaba el sol. La mirada de la Corporación se centró en la fachada de una tienda de caramelos artesanos.

Ventiladores y botellas de agua en el interior de la Catedral para aliviar el calor

A la altura del balcón de la primera planta luce una piruleta que supera el metro. No salen de su asombro. "Entre todas las mujeres, entre todas las mujeres". El alcalde tararea la marcha Encarnación Coronada que interpreta la compañía de honores mixta del Ejército que cierra el cortejo con bandera y escuadra.

El alcalde tarareó en la Plaza del Salvador la marcha 'Encarnación Coronada'

Preguntado después de finalizar el recorrido, el alcalde destacó que "seguramente haya sido uno de los mejores que se recuerden. Ha sido excelente como entre todos se ha conseguido volver a impulsar este Corpus en la calle". Hizo referencia al aumento del número de escaparates, balcones y altares "en puntos concretos que desaparecieron el año pasado". Espadas se propuso recuperar para el año que viene el exorno floral de magnolias del Parque de María Luisa en la Custodia. Su sensación fue compartida por monseñor Asenjo, que le dio las gracias por el apoyo del Consistorio para realizar la celebración religiosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios